Menú

Sánchez le roba el 8-M a Irene Montero y le pide unidad "sin hacer caso a tanto ruido"

El presidente invade el Ministerio de Igualdad y tutela a su ministra el Día de la Mujer. "En este Gobierno, la igualdad son hechos".

0

"En este Gobierno la igualdad son hechos", ha sido el mensaje fundamental del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien hoy, con los hechos, ha decidido eclipsar a su ministra de Igualdad, Irene Montero, en el acto central del 8-M, Día Internacional de la Mujer. Sánchez cerró el acto con un discurso en el que mandó un mensaje velado a sus socios de coalición: gobernar desde la "unidad", pero "sin hacer caso a tanto ruido" y en el que el Ejecutivo esté "unidos con hechos. Porque, en este Gobierno, la igualdad son los hechos".

El presidente Sánchez se erigió en el sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero como el presidente feminista al hacer suya "la bandera feminista" que "es, ante todo, la bandera de la unidad". Prometió que "no vamos a dar ningún paso atrás, al revés, daremos muchos pasos hacia adelante hasta 2023 cumpliendo con nuestra agenda". No hubo referencia a la ley Trans que enfrenta a la cuota socialista y morada en el Consejo de Ministros y que fuentes gubernamentales aseguran que no se aprobará en los términos expuestos por Podemos.

Otro mensaje velado que pareció referirse a las informaciones que cuestionan a la ministra Montero por haber cumplido un año al frente de la cartera sin haber aprobado ninguna ley de Igualdad, dado que la Ley de Libertad Sexual y no Discriminación, la famosa Ley del ‘sí es sí’, ha sido tumbada por el Consejo General del Poder Judicial. Un punto al que se quiso referir el presidente dando una de cal y otra de arena y mirando a Montero: "Estoy convencido de que muy pronto vamos a poder aprobar la ley del sí es si".

Montero se centra en "la hipocresía"

Por su parte, la ministra Irene Montero destacó la "hipocresía del sistema" que no pone en valor "el papel de las mujeres en la sociedad" y puso en la diana a los pocos gobiernos "dispuestos a reconocer las desigualdades y las violencias" a las que ellas se enfrentan. Desigualdades como el "techo de cristal" que sólo pueden romper "unas pocas" mientras las "humildes, las pobres y las migrantes siguen atadas a un suelo pegajoso".

Vestida de riguroso morado y asumiendo con resignación que Sánchez le robara el protagonismo de la jornada, Montero parafraseó a Simone de Beauvoir para cerrar su intervención: "Bastará una crisis económica, política o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Son derechos que no se dan por adquiridos y por los que debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida".

Sánchez pone en la diana a Vox

Otro de los mensajes del acto fue del presidente Sánchez para advertir de la "amenaza" que supone la ultraderecha para el feminismo: "Es una fuerza de retroceso". "No podemos obviar otra amenaza que es terrible, la aparición de la ultraderecha, con su discurso de odio y su machismo descarnado; la ultraderecha no es una fuerza de resistencia al feminismo, es una fuerza de retroceso", señaló, sin citarles expresamente, a la formación de Santiago Abascal.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD