Menú

Sánchez usa el Congreso para su campaña contra Madrid y acusa a Abascal de "ir a Vallecas a buscar bronca"

El presidente y Podemos utilizan el pleno para atacar a Ayuso que está "atrincherada en Madrid y es una obligación democrática sacarla de allí".

El presidente y Podemos utilizan el pleno para atacar a Ayuso que está "atrincherada en Madrid y es una obligación democrática sacarla de allí".
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención. | EFE

La campaña electoral se ha trasladado sin pudor al Congreso de los Diputados de la mano del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha acusado a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de pretender "la independencia" de Madrid por negociar la vacuna rusa Sputnik V y la ha comparado con Cataluña por sus actuaciones "unilaterales". Una acción coordinada con sus socios de Podemos, cuyo portavoz, Pablo Echenique, denunció que la presidenta de la Comunidad de Madrid, "está atrincherada en Madrid y es una obligación democrática sacarla de ahí".

Pero no fue Ayuso el blanco de todos los ataques de este pleno electoral. El líder del PP, Pablo Casado, se llevó los dardos del presidente quien se mofó de él porque "está usted impaciente por entrar en la campaña en Madrid y yo me pregunto: ¿será que no le dejan?", le atizó divertido provocando la carcajada y el aplauso de la bancada socialista.

Pablo Casado respondió a las palabras de Sánchez minutos después con otro ataque: "Siga usted yendo a mítines en Madrid, como siga apareciendo, la mayoría absoluta de Ayuso está asegurada. Al señor Gabilondo no sé si le van a gustar mucho sus apariciones", añadió el líder del PP.

Contra Abascal

Sánchez enlazó con el otro blanco de su diana: el líder de Vox, Santiago Abascal, a quien acusó de "ir a Vallecas a buscar bronca" y preguntó a Casado: "¿Usted también viene aquí a buscar bronca?". Previamente intentó ridiculizar a Abascal porque "sube aquí con un maletín que... yo pensaba que traía papeles... ¡y viene aquí con un adoquín!".

El presidente no dio ni una sola novedad sobre el objeto de su comparecencia, el Plan de Economía y Resiliencia, ni tampoco sobre el levantamiento del estado de alarma o la modificación del plan de vacunación y se limitó a hacer nuevamente campaña en Madrid contra Ayuso.

"Hemos visto a alguna responsable de una comunidad autónoma decir que ellos mismos por su cuenta van a negociar la Suptnik con Rusia. Dentro de poco, señorías, van a declarar unilateralmente la independencia también de la Agencia Europea del Medicamento algunas comunidades autónomas que todos tenemos en mente... Y no hablamos de Cataluña. No hablamos de Cataluña".

Previamente, el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, centró su intervención contra la presidenta a quien calificó de ser "la vanguardia trumpista de la foto de Colón" y sus "hits de campaña sobre la libertad" que, a juicio de Echnique se reducen a "el odio, la mentira, el negacionismo, la violencia, la vampirización de conceptos que deberían ser hermosos como España y la libertad... Lo contrario de los valores republicanos".

La respuesta de Abascal

En su turno de réplica, Abascal a Sánchez acusándole de utilizar el mismo argumento que empleaba ETA para asesinar en el País Vasco a concejales, entre otros, socialistas. "Es un argumento absolutamente infame", ha dicho después de que el presidente asegurara que "habían ido a Vallecas a montar bronca".

Aprovechó, además, su intervención para responder a las provocaciones de Pablo Echenique, al que advirtió de que "están cansados de los pijos izquierdistas que maltratan a los trabajadores", por la división de clases que el portavoz de Podemos utilizó para arremeter contra Vox.

El líder de Vox leyó desde la tribuna del Congreso el artículo del Código Penal que castiga con penas de dos a tres años a quienes impidan el derecho de reunión o manifestación por medio de la violencia. "¿Qué objetivo tenían permitiendo que quienes nos lanzaban objetos estuviesen a 18 metros? ¿Qué intención tenían? ¿Querían de verdad que nos alcanzasen?", preguntó, muy indignado, a Sánchez y Grande-Marlaska.

Abascal prosiguió sembrando la duda sobre las posibles intenciones del Gobierno de quedarse sin oposición. "Atrévanse algún día a explicarlo, pero les va a costar, y les va a costar también quedarse sin oposición", advirtió el líder de Vox a ambos, entre aplausos de sus diputados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD