Menú

Aragonès se fotografía con el Rey, pero mantiene el boicot a medias y no asiste a la cena del Círculo de Economía

Pinchazo histórico de la ANC en su protesta contra la visita del Rey: cuatro individuos queman un retrato del monarca

0
Pinchazo histórico de la ANC en su protesta contra la visita del Rey: cuatro individuos queman un retrato del monarca
Momento del encuentro entre Felipe VI, Ada Colau y Pere Aragonès. | EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, se han abstenido de recibir al Rey a las puertas del hotel donde se ha celebrado la cena de gala de la apertura de las jornadas del Círculo de Economía. Han cumplido a medias con el boicot que rige contra los actos de la Corona en Cataluña desde el comienzo del proceso separatista, un boicot agudizado tras el golpe de Estado con la excusa del discurso que Felipe VI pronunció el 3 de octubre de 2017. Sin embargo, Aragonès y Colau han saludado al Rey en el interior del hotel y hasta han posado con él.

Testigos presenciales subrayan que el Rey y Aragonès han compartido una charla grupal en la que también estaban presentes las ministras Nadia Calviño y Reyes Maroto, la alcaldesa Colau y el presidente de Corea, Moon Jae-in. El multitudinario encuentro habría durado dos minutos y según algunos intérpretes de la actualidad catalana supone un notorio cambio de registro por parte de la Generalidad. Fuentes socialistas señalan que se pone fin así al boicot declarado por la Generalidad tras el mentado discurso del 3 de octubre. Es más, aseguran que Aragonès ha dado un vuelco a la política institucional de la Generalidad a pesar de que ha evitado la cena con Felipe VI, a la que ha enviado a su consejera de Presidencia, Laura Vilagrà. Lo que no ha evitado es una foto con el Rey, el presidente de Corea, Colau, Calviño y Faus.

En su discurso, el Rey ha subrayado la presencia en Barcelona del presidente de Corea en el curso de una visita de Estado. También ha hablado de las relaciones bilaterales, del aprecio coreano por Barcelona como símbolo de España y del objeto de las jornadas del Círculo de Economía, la reconstrucción tras la pandemia. "La República de Corea y el Reino de España se encuentran entre los países más desarrollados del mundo. Nuestras relaciones comerciales se han visto impulsadas desde el acuerdo de libre comercio entre Corea y la UE. El comercio bilateral se ha resentido por la pandemia, pero los últimos datos hablan de una vitalidad esperanzadora", ha manifestado el Rey.

"Podemos hablar de unas relaciones comerciales sólidas y crecientes, pero hay un margen para continuar ampliando y profundizando nuestros vínculos. Nuestros países han optado por superar la crisis con la economía verde y la digitalización. España y Corea tienen empresas de referencia internacional, firmas que podrán cooperar en múltiples oportunidades de inversión. Además, las empresas coreanas pueden encontrar en España una plataforma no sólo para operar en la UE sino también en Hispanoamérica", destacó Felipe VI.

Sin alusiones políticas

En el apartado local, el Rey recordó a los empresarios catalanes Mariano Puig y Arturo Suqué, recientemente fallecidos. En catalán, el Rey subrayó el papel de Cataluña en la economía española. Acto seguido volvió al idioma español para agradecer al presidente de Corea su visita, la primera de Estado que se celebra en España desde el comienzo de la pandemia. No hubo ni una sola alusión, ni siquiera implícita, al convulso momento político catalán.

El recibimiento

En cuanto al recibimiento al Rey, en las puertas del establecimiento estaban la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, las ministras Nadia Calviño y Reyes Maroto, y una nutrida representación del poder económico socialista en las empresas públicas, como Pere Navarro, al frente del Consorcio de la Zona Franca, Jordi Hereu, exalcalde de Barcelona y presidente de Hispasat, o el presidente de Aena, Maurici Lucena, todos ellos surgidos de la dirección del PSC. También estaban presentes el jefe de la oposición en el Parlament, el socialista Salvador Illa, el presidente del PP, Pablo Casado, o representantes de la clase empresarial como la presidenta ejecutiva del Banco de Santander, Ana Botín, el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, Javier Godó, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el expresidente de CaixaBank Jordi Gual, el abogado Miquel Roca, así como empresarios y políticos de Corea del Sur. Tras el primer saludo a las puertas del hotel, el Rey ha recibido al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

En la apertura de las jornadas, el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, ha pedido con vehemencia la concesión de los indultos a los golpistas y ha teorizado sobre una suerte de "reequilibrio territorial" que favorezca a Barcelona en detrimento de Madrid. Los representantes de la institución económica catalana se han mostrado extremadamente obsequiosos con el presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, a quien tienen en más consideración que a sus antecesores Torra y Puigdemont. Además, han asumido el discurso del PSOE y ERC en torno a la supuesta distensión y el presunto reencuentro, elementos que se pusieron de relieve la semana pasada en el homenaje al editor de La Vanguardia, Javier Godó, en la sede de la patronal Foment del Treball y también en la apertura de las jornadas del Cercle d'Economía este miércoles.

El sector del empresariado que contempló impasible cuando no de manera cómplice el golpe de Estado separatista está ahora por las medidas de gracia y por una mesa de diálogo de la que esperan dos cosas: un trato de favor en el reparto de los fondos europeos y una financiación autonómica similar al concierto vasco. Consideran que la presidencia de ERC en la Generalidad abre una nueva fase en la que se rebajará la tensión separatista en favor de una cierta estabilidad institucional que favorezca el regreso de las empresas que huyeron por el golpe de Estado y la actividad económica.

Elogio de Faus a Aragonès

Prueba de las buenas relaciones entre el empresariado representado en el Círculo y Aragonès es la frase que Javier Faus ha dirigido al presidente regional en la sesión de la tarde. "Te agradezco mucho que hayas decidido saludar al Rey, pero sobre todo al presidente de Corea".

Fracaso de la protesta

En el apartado de las protestas, solo una decena de militantes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha tratado de reventar la visita del Rey a Cataluña. Han quemado un gran retrato cerca del lugar donde el Rey departía con empresarios y políticos. Fiasco absoluto y sin precedentes que pone de relieve la pérdida de peso de la organización presidida por Elisenda Paluzie.

Tras esa protesta, los cuatro militantes de la ANC se han sumado a una manifestación en Badalona organizada por Arran por la sentencia de cinco años de prisión por atacar a un mosso contra un militante de una organización vinculada a la CUP. La Generalidad de Torra ejerció como acusación particular.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot