Menú

El 'Govern' de Aragonès planta al presidente del Gobierno: ningún dirigente independentista en el Liceo

El independentismo se manifiesta contra los indultos a las puertas de la conferencia de Sánchez.

0
El independentismo se manifiesta contra los indultos a las puertas de la conferencia de Sánchez.
EFE

Según el argumentario del Gobierno sobre los indultos, las medidas de gracia dirigidas a los golpistas presos son un gesto de cara al electorado independentista. Sin embargo, una representación de ese electorado y sus líderes políticos en pleno se han volcado en mostrar su rechazo a los indultos. El separatismo argumenta que los indultos son fruto de la presión europea, que el Gobierno intenta adelantarse a las resoluciones judiciales contrarias a las sentencias del Tribunal Supremo que dan por supuesto que dictará el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que sólo beneficiarán a nueve personas de un total, según dicen, de 3.300 supuestos represaliados.

Con esos mimbres argumentales, los coros y danzas de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Arran (las juventudes de la CUP) y los renacidos Comités de Defensa de la República (CDR) se han concentrado delante del Gran Teatro del Liceo, el escenario de la conferencia de Pedro Sánchez. Los manifestantes han coreado los gritos habituales, consignas contra los indultos y también contra Oriol Junqueras por haberse mostrado dispuesto a aceptar la medida de gracia. Además, se han dedicado a señalar, increpar e insultar a las personas que accedían al interior del teatro para asistir al evento socialista.

El vicepresidente de la ANC, David Fernàndez, ha asegurado que Sánchez ha acudido a Cataluña "como quien viene a la colonia" y ha calificado los indultos de "abalorios entregados a una tribu conquistada". El separatismo quiere la amnistía o nada, una fórmula que impediría los embargos a los líderes separatistas para hacer frente a sus responsabilidades por el dinero malversado en el proceso y que permitiría el retorno impune del prófugo Puigdemont. Y por si fuera poco, también exige un referéndum de autodeterminación avalado por el Gobierno.

A las protestas de la ANC, la CUP y los CDR cabe añadir el hecho de que ningún miembro del gobierno regional que preside Pere Aragonès ni ningún dirigente de los tres principales partidos separatistas se ha personado en el Liceo. En ERC hay un profundo malestar con el Gobierno. Los dirigentes republicanos se consideran engañados por Sánchez, cuyo equipo organizó la conferencia del Liceo sin advertir a sus socios catalanes, que consideran el acto como una muestra de deslealtad. En Junts per Catalunya (JxCat), contrarios a las negociaciones con el Gobierno emprendidas por ERC, comentan que se veía venir, que ya habían avisado de que Sánchez y el PSOE no son de fiar y que la conferencia de este lunes es la prueba.

En las últimas horas se han multiplicado los desplantes separatistas frente a los indultos. Junqueras ha declarado que "muestran la debilidad del Estado". Los golpistas presos Jordi Cuixart y Josep Rull han alertado de que no resuelven el problema, igual que Joaquim Forn.

Botes de humo y gritos en platea

A las puertas del Liceo las protestas han subido de tono cuando estaba a punto de comenzar el acto. Algunos individuos lanzaron botes de humo. En el interior, un sujeto ha comenzado a dar vivas a la tierra -un grito de la banda terrorista Terra Lliure- al poco de que comenzará la conferencia, justo en el momento en el que Sánchez ha dicho que mañana llevará los indultos al Consejo de Ministros.

Al principio, Sánchez ha hecho caso omiso confortado por los tímidos aplausos de la concurrencia hasta que el pataleo y los gritos del separatista, que portaba una bandera independentista, han impedido al presidente del Gobierno disimular más. Una vez expulsado de la sala, Sánchez ha mostrado su comprensión respecto a ese tipo y ha dicho que el teatro es "el templo de la palabra".

Colau, Illa y el conde de Godó

El Gobierno había cursado trescientas invitaciones para asistir a la conferencia, pero ha habido sillas vacías en la platea del Liceo. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el líder del PSC, Salvador Illa, Javier Godó, el conde de Godó y editor de La Vanguardia, eran algunos de los asistentes de la fila cero.

También estaba el presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, así como algunos de los empresarios del Cercle d'Economia que jalearon los indultos en las jornadas de hace tres días. El secretario general de la UGT en Cataluña, Camil Ros, era otro de los asistentes, así como el exconsejero Santi Vila, uno de los condenados por la asonada que se libró de la cárcel al mostrar su arrepentimiento.

Al terminar su discurso, Sánchez ha abandonado la sala por el pasillo central de la platea cuando ya habían acabado los aplausos, en una imagen desangelada que ha dado cuenta de la frialdad del acto y el escaso entusiasmo de los asistentes.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot