Menú

Sánchez promete en el Congreso que "el PSOE jamás aceptará un referéndum" en Cataluña

El presidente explica los indultos en su última comparecencia antes del verano. Defiende esta vía pese a que "no hay garantías" de su éxito.

El presidente explica los indultos en su última comparecencia antes del verano. Defiende esta vía pese a que "no hay garantías" de su éxito.

Última comparecencia parlamentaria antes de las vacaciones veraniegas que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dedicado a explicar la concesión de los indultos a los nueve condenados del 1-O. Un día después de su reunión en Moncloa con el presidente catalán, Pere Aragonés, ha solemnizado en sede parlamentaria una promesa: "Señorías, no habrá referéndum de autodeterminación... salvo que quienes lo defienden consigan convencer a las tres quintas partes de esta cámara para que se modifique el artículo 2 de la Constitución Española y, posteriormente, los españoles y españolas ratifiquen ese cambio mediante referéndum".

Y añadió: "Ya les digo yo que el PSOE, del que me honro ser su secretario general, jamás aceptará ese tipo de derivadas". Una promesa que acompañó de la labor de "pedagogía" a la que se entrega el jefe del Ejecutivo desde el 22 de junio que se aprobó en el Consejo de Ministros estas medidas de gracia: "El Gobierno tiene la obligación de adoptar medidas. El tiempo del castigo pasó y llega el tiempo de la única opción posible, que es el acuerdo. Que Cataluña hable con Cataluña", en el marco de un nuevo estatuto de autonomía.

"Es el tiempo de la política y el Gobierno hará política", advirtió el presidente que dijo "comprender a los ciudadanos que tienen recelos. A todos ellos, decirles que el Gobierno seguirá actuando con firmeza para defender la convivencia que se materializa en el respeto a las leyes, el estatuto de Autonomía y la Constitución Española". Si bien admitió: "Es evidente que no hay garantías definitivas de su éxito porque las cuestiones políticas nunca son realidades matemáticas.

Reivindica la Constitución del 78

El presidente comenzó y concluyó este capítulo de los indultos con una estudiada mención de reivindicación de la Constitución Española de 1978. Tras defender que los indultos son "constitucionales, discrecionales, pero no arbitrarios", Sánchez comparó la actual situación con los tiempos en que se votó el referéndum constitucional de 1978 en el que "el pueblo español aprobó la Carta Magna. Comparezco ante ustedes para reivindicar el espíritu de la Transición. Nuestra democracia echó a andar con personas que pensaron que lo mejor erra el acuerdo".

Insta a Casado a una moción de censura

Tras explicar sus argumentos, Sánchez quiso referirse directamente al líder del PP, Pablo Casado, para criticar la "judicialización de la política" y le instó a presentar una moción de censura como "la única opción lógica y cabal que le queda, atendiendo a su oposición destructiva y todo lo que han dicho estas semanas". Le invitó a "poner a prueba cuáles son sus argumentos, sus apoyos de peso, el origen de esos apoyos… su política de sembrar sospechas, de romper consensos, podría llevarle por ese camino de ruptura".

Una trampa al líder de la oposición, que salió reforzado en noviembre del año pasado con el debate de la moción de censura de Vox que arrinconó a Casado, tras la cual Pedro Sánchez tendió la mano al líder del PP para la renovación de los órganos constitucionales, entre ellos el Tribunal de Cuentas, a quienes ponen contra las cuerdas desde el Gobierno en los últimos días.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso