Menú

Óscar López, el jefe de gabinete que no supo enumerar tres razones para votar al PSOE

Tras la salida de Iván Redondo, Pedro Sánchez confía en Óscar López, militante del PSOE desde hace 25 años y con una larga trayectoria en el partido.

0
Óscar López no es capaz de enumerar tres razones para votar al PSOE Los protagonistas

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Tras la salida de Iván Redondo, Pedro Sánchez confía en Óscar López, militante del PSOE desde hace 25 años y con una larga trayectoria en el partido.
Óscar López, nuevo jefe de gabinete de Pedro Sánchez | Archivo

El nombramiento de Óscar López como nuevo jefe de gabinete de Pedro Sánchez pilló a todos por sorpresa este sábado. No sólo porque su nombre no estaba en las quinielas, sino por la salida de Iván Redondo del núcleo duro del presidente. A diferencia de este último, López es un hombre de partido con una larga trayectoria —aunque no siempre aplaudida—, que conoce al dedillo la organización del PSOE.

En los últimos tres años, el nuevo escudero de Sánchez había permanecido en segunda línea, tras ser nombrado presidente de Paradores. Sin embargo, su vinculación al PSOE se remonta a más de dos décadas. Licenciado en Ciencias Políticas, López lleva 25 años afiliado al partido. Ha sido diputado en el Congreso (2004-2011), en las Cortes en Castilla y León (2011-2014) y senador (2014-2018).

A nivel orgánico, fue secretario general en Castilla y León (2008-2012) y, durante dos años, la cara visible del PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba, tras ser nombrado secretario de Organización federal en 2012.

"Perdonen, me he quedado en blanco"

Un año antes, el sucesor de Zapatero había confiado en él para coordinar la conferencia política del partido. Convertido en el hombre fuerte de Rubalcaba, López protagonizó, sin embargo, uno de los momentos más comentados de la campaña electoral a las elecciones generales de noviembre de 2011.

"Les voy a dar tres argumentos de peso, de mucho peso," para votar a los socialistas, se arrancó en un acto. "Uno tiene que ver con las pensiones, otro tiene que ver con el subsidio o las ayudas por desempleo, y otro tiene que ver…". A partir de ahí, López empezó a titubear: "Esperad un segundo… Pensiones, desempleo, y el tercero tiene que ver…". Tras varios rodeos, el hoy llamado a ser el jefe de gabinete de Sánchez optó por admitir lo evidente: "Perdonen, me he quedado en blanco".

El video fue la comidilla durante días en las redes sociales y hoy son muchos los que lo recuerdan poniendo en duda que alguien que no es capaz de dar tres razones para votar a su propio partido —aunque no sean las que tenía pensadas— tenga el nivel suficiente para afrontar un cargo de tanto peso.

Los últimos años en el PSOE

En las campañas de 2015 y 2016, López se encargó de la preparación de los debates y participó en el diseño de la estrategia y la comunicación. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados y eso comenzó a pasar factura a un PSOE que parecía haber perdido el rumbo.

Después llegaría la cruenta batalla en la que Sánchez se impuso a Susana Díaz y en la que López no tomó partido ni por uno, ni por otro, sino que estuvo a los mandos de la campaña del tercero en discordia: Patxi López. A partir de entonces, se distanció de Ferraz, pero, tras la llegada del PSOE al Gobierno, Sánchez decidió premiarle con la presidencia de la empresa pública Paradores, un puesto con una jugosa retribución.

Tras permanecer en el banquillo de la política durante tres años, el presidente le recupera ahora como jefe de Gabinete, un puesto de máxima confianza que, al recaer en un hombre de partido como López, no viene sino a escenificar la esperada reconciliación entre el PSOE y la Moncloa.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia