Menú

ERC equipara el fusilamiento de Companys con el juicio por el 1-O y el embargo en el Tribunal de Cuentas

Aragonès, Junqueras y Romeva aprovechan el homenaje del presidente de la Generalidad republicana para decir que "el Estado sigue atacando a Cataluña".

0
Aragonès, Junqueras y Romeva aprovechan el homenaje del presidente de la Generalidad republicana para decir que "el Estado sigue atacando a Cataluña".
El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, Puignerò y el resto del Govern, a su llegada al Cementerio de Montjüic. | EFE

Sin matices, por la directa y ante la tumba de Lluís Companys, el presidente de la Generalidad republicana que firmó miles de sentencias de muerte, los principales líderes de ERC han asegurado que 81 años después del fusilamiento de su gran referente, "el Estado sigue atacando a Cataluña". Es más, el juicio en el Tribunal Supremo a los líderes de la asonada separatista de 2017 es igual que el consejo de guerra a Companys. Y no sólo ese juicio de cuya sentencia se cumplen dos años, sino también el embargo de cuentas y bienes de los dirigentes separatistas en el Tribunal de Cuentas por haber malversado fondos públicos en promocionar el proceso separatista en el extranjero.

El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, su jefe, Oriol Junqueras, y el que fuera "minister" de Exteriores, Raül Romeva, no se han cortado en compararse con el que ellos llaman "presidente mártir", una figura cada vez más controvertida a la luz de sus actuaciones criminales durante la Guerra Civil. Según Aragonès, "ochenta y un años después las instituciones catalanas siguen sufriendo los ataques de aquellos que impiden que nuestro pueblo pueda aspirar al máximo de libertad y justicia social". "Con la muerte de Companys querían matar las instituciones del país, pero no lo consiguieron, de modo que el mejor homenaje que le podemos hacer es perseverar hasta conseguir la república catalana".

Raül Romeva ha añadido que en 1940 los dirigentes juzgados por el golpe de Estado de 2017 "habrían sido condenados a muerte". También ha dicho que, a día de hoy, "hay más de tres mil personas represaliadas que siguen sufriendo un Estado que es verdad que no fusila pero persigue hasta la saciedad a quien simplemente pide ejercer el derecho a voto". En la línea de manipulación histórica, Romeva ha aportado la teoría de que Companys murió "por una república ética, justa, solidaria e inclusiva, la misma república que tantos y tantas queremos conseguir".

La "muerte civil"

Oriol Junqueras, por su parte, ha hecho especial hincapié en los embargos decretados por el Tribunal de Cuentas al rechazar la fianza aportada por el Instituto Catalán de Finanzas, un organismo de la propia Generalidad. Según Junqueras, la decisión del Tribunal es "inhumana y antidemocrática". Jordi Sànchez, el presidente de JxCat ha añadido que se busca la "muerte civil de un conjunto de personas".

Para los dirigentes separatistas que han posado frente a la tumba y luego ante el paredón donde fue fusilado Companys, el Tribunal de Cuentas viene a ser una extensión del Estado franquista. El dirigente de Podemos, Jaume Asens, también se ha sumado a esas tesis.

Los "camisas verdes"

Como cada año, un numeroso grupo de dirigentes y militantes de ERC ha recorrido la montaña de Montjuïc de madrugada con antorchas en un homenaje a Companys que recordaba la parafernalia de los "escamots" (comandos) de las juventudes de ERC durante la Segunda República, un grupo uniformado a la manera fascista con camisas verdes, pantalones oscuros y correajes de cuero. Estos "camisas verdes" fueron la fuerza de choque del fracasado golpe de Estado de Companys para proclamar la república catalana en 1934.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia