Menú

El engranaje que permite a Vox defender el mismo mensaje en toda España

El partido presume de unidad y cohesión pero afronta una dificultad añadida para no entrar en contradicciones.

0
El partido presume de unidad y cohesión pero afronta una dificultad añadida para no entrar en contradicciones.
Santiago Abascal durante el desfile del 12 de octubre | EFE

Vox siempre ha presumido de tener el mismo mensaje en toda España. Una característica que se enorgullecen de exhibir como principal distintivo frente a un PSOE que apuesta por un sistema federal, cuando no se mimetiza directamente con los nacionalistas, como el PSC en Cataluña; y un PP que debe lidiar con los matices de discurso que defienden sus barones regionales, a veces enfrentados entre sí o con la cúpula nacional.

El partido considera que es una de sus fortalezas, clave para defender la unidad y soberanía de España sin tener en cuenta los regionalismos, a veces localismos, que llevan a defender el trasvase del Tajo-Segura en Murcia pero de forma matizada en Castilla La Mancha, a criticar la inmersión lingüística en Cataluña pero imponer el trilingüismo en Galicia o a arremeter contra las leyes de memoria histórica nacionales pero mantener este tipo de normas en Andalucía.

Sin embargo, se trata de una dificultad añadida que puede limitar el crecimiento de Vox en determinados lugares de España: no es lo mismo denunciar la inmigración ilegal y hablar de los menas en Algeciras, Ceuta o Melilla, que hacerlo en municipios de Madrid como Majadahonda o Las Rozas; no es igual oponerse al Estado de las Autonomías siendo diputado nacional que hacerlo como diputado autonómico; ni defender la desaparición del cupo vasco en Madrid que hacerlo en el País Vasco.

Fuentes del partido explican que ese hándicap no supone un freno ni va a implicar nunca un cambio de postura. "No vamos a coger atajos para competir en igualdad con Feijoos o Mañuecos", asegura un cargo de la dirección en tono despectivo hacia los barones regionales del PP. "Esto es un proceso de lluvia fina", defiende sobre la implantación de Vox en toda España y cómo su mensaje va calando entre la sociedad.

"La unidad en el mensaje es fundamental, en todos las instituciones nacionales, parlamentos autonómicos y ayuntamientos debe ser el mismo", asegura otro miembro del partido, que admite la dificultad que entraña mantener una coherencia en todo el territorio nacional sin renunciar a las peculiaridades o diferencias que existen en toda la geografía nacional, como quedó demostrado en el Congreso nacional que celebró el partido bajo el nombre de Viva21.

La "cañerías" por la que fluye el mensaje

Para llevar a cabo esta tarea, el partido creó poco después de su irrupción en el Congreso la Dirección de Política Parlamentaria y Municipal bajo la batuta del vicepresidente político, Jorge Buxadé, tal y como informó Libertad Digital. Se trata de un organismo que se coordina con el presidente, Santiago Abascal, y con el secretario general, Javier Ortega Smith, para fijar el posicionamiento ideológico del partido sobre cualquier asunto.

En paralelo, Vox ha creado lo que denomina "organización institucional", de la que emanan la dirección interparlamentaria, que integra a comunidades autonómicas y el Parlamento europeo; la intermunicipal, que engloba a los ayuntamientos; y la territorial, con las 52 provincias españolas. Se trata de áreas de tipo organizativo, no ideológico.

Estas estructuras internas están perfectamente coordinadas, casi al momento, ante cualquier duda que pueda surgir a nivel municipal, autonómico o nacional para decidir la postura a fijar del partido en todos los temas o propuestas que surjan en el día a día.

Los cargos que dirigen estos organismos son algo así como las "cañerías" por las que fluye el mensaje de Vox. De esta forma, el partido garantiza que no existan contradicciones en sus propuestas o ideas, respetando siempre su programa electoral, recogido ahora en las 20 medidas de la Agenda España.

Se trata de un engranaje bien engrasado que explica también su decisión de renunciar a tener líderes autonómicos para evitar las llamadas "baronías". La formación entiende que esos contrapesos operan, en ocasiones, al margen de las direcciones nacionales de los partidos, lo que explica también que sólo dispongan de líderes provinciales, en coherencia, también, con su idea de suprimir las autonomías.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia