Menú

PSOE y Podemos no dirimen sus diferencias y "seguirán hablando"

Fuentes socialistas elogian el "buen tono" y aseguran que ha sido una "reunión constructiva" pero acuerdan "seguir hablando".

0
Fuentes socialistas elogian el "buen tono" y aseguran que ha sido una "reunión constructiva" pero acuerdan "seguir hablando".
Adriana Lastra acude a la reunión con Podemos. | EFE

La sangre no llegó al río. Después de 72 horas de escalada dialéctica, PSOE y Podemos se han reunido durante una hora y cuarenta minutos en un encuentro que, según fuentes socialistas, ha transcurrido con "buen tono" y de manera "constructiva" pero ambas partes, al no haber alcanzado un acuerdo, se "han emplazado a seguir hablando".

Por parte del PSOE han acudido el ministro de Presidencia, Félix Bolaños y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, además del portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, y de Adriana Lastra, vicesecretaria general del partido. Mientras que los morados estaban representados por Josep Vendrell, jefe de gabinete de Yolanda Díaz, Joaquín Pérez, secretario de Estado de Empleo y Economía Social, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. También la titular de Igualdad, Irene Montero, y el portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

Reunión discreta

El lugar escogido ha sido la antigua sede del Banco de Crédito Industrial, un edificio perteneciente al Congreso de los Diputados y a unos metros del palacio principal. Se trata de un inmueble donde están algunas dependencias de varios grupos parlamentarios. La reunión empezó a las 19:38 y acabó a las 21:18.

Encuentro discreto en el que han evitado que se les vea entrar o salir. Sólo la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha accedido por la puerta principal. "Este partido siempre cumple y por eso este país siempre avanza", aseguraba ante el numero grupo de cámaras que había apostados a la entrada. El resto ha entrado por el túnel que comunica este edificio con las dependencias principales del Congreso. A la salida, han repetido la misma estrategia para evitar a la prensa.

Para el PSOE, la reforma afecta a todo el Gobierno

Pedro Sánchez ha comenzado esta semana respaldando públicamente a Nadia Calviño. La foto se producía en el Ministerio de Economía, hasta donde se desplazó el presidente del Gobierno, para participar en un acto en el que también estaban Escrivá y el Comisario Europeo de Economía, Paolo Gentiloni. Sánchez aseguraba que "todo el Gobierno está comprometido con abordar la modernización de la legislación laboral" mientras pedía que se hiciese "con diálogo social y vocación de consenso".

El PSOE fijaba su postura por boca de su portavoz, Felipe Sicilia: "Queremos saber cómo va la reforma laboral. Es lo que el Partido Socialista está pidiendo. Sabiendo cómo transcurre el trabajo y los desarrollos que se están produciendo". Incluso añadía un "faltaría más" para justificar su presencia en las reuniones. El PSOE vuelve a repetir la frase de Sánchez de la cantidad de ministerios que "están involucrados en una reforma estructural: "Economía, Educación y Seguridad Social".

Los socialistas, recuerdan, que en leyes "como en la de Vivienda, Podemos estuvo participando, opinando y colaborando pese a que la cartera ministerial que tenía que llevarla era socialista". También en el Ingreso Mínimo Vital, defienden, "se limaron las cuestiones que había que ir limando".

Una reunión "normal"

Sólo unas horas antes de que comenzase el encuentro, el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Felipe Sicilia, bajaba las expectativas ."Será una reunión en la que se pongan en común aquellas cuestiones que puedan suscitar algún tipo de duda o aclaración". Los socialistas lo enmarcan como una "reunión normal" y dicen que ya han tenido muchas de este estilo con sus socios.

En Podemos han sido más contundentes. Incluso Yolanda Díaz afirmaba este lunes por la mañana que "la coalición está atravesando un momento delicado". La formación morada fue la primera en exigir la reunión. Lo hicieron este pasado viernes mediante un tuit de Ione Belarra después de considerar que Calviño estaba invadiendo las competencias de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

"Prioridad" para Podemos

Fuentes de la formación morada han señalado a EFE que para el Ministerio de Trabajo es una "prioridad" derogar la reforma laboral del PP y que su propuesta siempre ha sido clara. "Lo importante es el qué se deroga", insisten las mismas fuentes parafraseando a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Otras fuentes parlamentarias de la formación morada han destacado que durante la reunión, mientras Unidas Podemos ha entrado a hablar de "contenidos", el PSOE ha centrado más sus intervenciones en "quién debía estar" en las negociaciones sobre la mesa de diálogo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia