Menú

El enorme poder que acumula Teodoro García Egea despierta recelos en el PP: "Su ambición es suceder a Casado"

El rápido control de las estructuras nacionales del PP por parte de García Egea preocupan en Génova: "Este tío lo que quiere es suceder a Casado".

El enorme poder que acumula Teodoro García Egea despierta recelos en el PP: "Su ambición es suceder a Casado"
Teodoro García Egea, tras Pablo Casado en el Congreso | EFE

"Teodoro tiene su propia agenda", repiten algunos destacados dirigentes del Partido Popular en conversación con Libertad Digital. En estos tiempos, en los que el líder murciano acumula cada día más poder, son pocos los que se atreven a elevar la voz contra él. "Casado le ha entregado todo el poder en el partido" y lo ejerce a placer; "está colocando a todos sus amigos en la estructura del PP", nos dicen. Tanto es así que habría tratado incluso de "centralizar" la asesoría del Congreso en la sede de la calle Génova, cuenta Cayetana Álvarez de Toledo en Políticamente Indeseable (Ediciones B).

En su libro, Cayetana cuenta una conversación con Pablo Casado en la que el presidente del PP le dice: "Te lo reconozco: le he entregado a Teodoro todo el poder, todo el poder". Y añade la diputada: "Pablo había delegado en su número dos unas cotas de poder sin precedentes. Teodoro estaba en todo, desde lo más nimio hasta lo más delicado. Desde la contratación de un asesor en el Senado hasta las negociaciones clandestinas para la renovación del CGPJ".

Y esta versión, que publica con todo lujo de detalles Cayetana en su libro, y que glosa en infinidad de ejemplos de lo que fue el acoso que sufrió como portavoz del grupo parlamentario, es compartida por otras voces que prefieren mantenerse en el anonimato. "Pablo le ha entregado todo el poder a Teodoro", "a nivel local y provincial está colocando a todos sus amigos, gente fiel y leal a él. Poco importa su categoría profesional o los méritos que tengan, los coloca porque le son fieles", señalan otras fuentes.

Sobre esta red de fieles, Cayetana pone en su libro un ejemplo notable, el de la mujer de Vicente Martínez Pujalte, Isabel Borrego, ambos fieles amigos íntimos de Teodoro García Egea. "Teodoro había encargado la labor de vigilancia, zapa y desestabilización a Isabel Borrego, la subordinada directa de Mariscal en calidad de vicesecretaria general del grupo (…) Durante el tiempo que fui portavoz, Borrego actuó como un submarino, auténtico espía de la Stasi", cuenta Cayetana, quien incluso añade un episodio de sainete: "La habían sorprendido (a Borrego) con la oreja pegada a la puerta de mi despacho y chivándose al instante a Teodoro: "¡¡¡!!Oh, ah: están haciendo los nombarmientos de portavoces!"".

Otro de los ejemplos de férreo control sobre todas las estructuras de poder que, desde Génova, quería manejar Teodoro y que cuenta Cayetana en su libro es que quiso imponer que la asesoría del grupo parlamentario popular estuviera centralizado en Génova, bajo su control y supervisión, a lo que Cayetana se negó.

Esta versión coincide con la que ofrecen otras fuentes, destacados miembros del partido, que ven atónitos la envergadura de poder que aglutina Teodoro gracias a las manos libres concedidas por Pablo Casado.

"Casado no quiere ni oír hablar de los problemas del partido y todo eso se lo maneja Teodoro, por eso le ha cedido todo el poder", cuenta otra de estas fuentes.

El plan oculto de Teodoro

Lo más llamativo es la versión en la que coinciden varios de estos destacados miembros del partido que prefieren no exponerse a ser purgados por el murciano campeón de lanzamiento de hueso de aceituna. Si bien, en declaraciones a Libertad Digital, Cayetana Álvarez de Toledo dice no haber barajado esta posibilidad, otros miembros del PP sí coinciden en sus declaraciones a este periódico en que temen que ese férreo control que ejerce Teodoro de todas las estructuras y recursos del partido para mayor gloria de su figura política tenga un fin inconfesado: heredar el partido cuando Casado caiga en las elecciones.

Quienes elaboran esta teoría en conversación con LD asumen que Casado tiene la firme intención de no repetir como candidato en caso de que en las próximas elecciones no logre gobernar. No ya si pierde, no repetirá si no es capaz de formar Gobierno. En ese momento, si así sucede, sólo hay un candidato con poder suficiente dentro del PP en toda su dimensión nacional con control suficiente como para hacerse con la presidencia: Teodoro García Egea. "Esa es su ambición, no te confundas. Es el plan que tiene el de Murcia. Esa es su agenda", insisten estas mismas fuentes.

La tendencia de las encuestas, además, favorece la idea de esta estrategia de García Egea, ya que a medida que ejerce su pleno poder en el PP y vierte sus esfuerzos en la guerra de Madrid, por ejemplo, la posibilidad de la conformación de una mayoría absoluta entre PP y Vox se debilita. De suceder así en las próximas elecciones, García Egea tendría preparado su asalto al despacho principal de la planta noble de la sede popular.

Quienes no comparten este temor

No obstante, y como es natural, no todos en Génova comparten este rumor, aunque todos confiesan haber escuchado ese runrún: "Se oye mucho esto últimamente en Génova, pero no tiene ningún fundamento", dicen otras fuentes. "Si Pablo percibe que la cosa va mal, es posible que sustituya al secretario general". Otros añaden que "es absurdo, porque si Pablo cae, también lo hará Teodoro".

Temas

En España

    0
    comentarios