Menú

Pedro Sánchez recibe su segunda advertencia internacional en menos de diez días

La primera ministra finesa se reúne con Sánchez y advierte que su país apoya los fondos europeos "para ser más competitivos" pero no para gasto social

Pedro Sánchez recibe su segunda advertencia internacional en menos de diez días
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin. | EFE

Las ruedas de prensa internacionales, que la Secretaria de Estado había recuperado para mayor lucimiento del presidente del Gobierno, empiezan a ser un mal trago para Pedro Sánchez. Si hace unos días fue Olaf Scholz, el que le advirtió que Alemania estaba en contra de cambiar las reglas fiscales, ahora ha sido otra socialdemócrata nórdica, la finesa Sanna Marin, la que ha reconocido grandes diferencias en este tema e incluso deslizaba su oposición a parte de los fondos europeos.

"Nosotros somos bastante críticos con el fondo social. Tenemos nuestro propio Estado del Bienestar nórdico que queremos mantener en el futuro. Somos muy críticos con este tipo de propuestas realizadas por la Comisión", decía en inglés Sanna Marin en la sala de prensa de La Moncloa donde reiteraba en varias ocasiones su oposición.

La primera ministra finesa sí está a favor de que los fondos se destinen para "asegurar que la Unión Europea sea más competitiva en el futuro". En concreto, Marin está a favor de que "destinen los fondos para la transformación energética o digital" pero pide no ir más allá. "Nuestra postura puede ser muy crítica", añadía en referencia al Fondo Social ante un Pedro Sánchez que, ante las preguntas de un corresponsal finés, relacionaba los fondos europeos con "una fuerte recuperación", prometía aprender de Finlandia y pedía no cometer errores previos.

Silencio de Sánchez

Como en todas las ruedas de prensa internacionales, la prensa española hace dos preguntas y la del país invitado otras dos. La cuestión nacional era clara: buscar un posicionamiento del presidente del Gobierno ante las críticas de sus socios de Gobierno por una posible intervención en Ucrania. Una vez más, no fue posible.

Pedro Sánchez se iba por las ramas y evitaba responder. Sí agradecía al PP "su unidad" en este asunto y afirmaba que España "respeta la legalidad territorial" y "la legalidad internacional". El presidente del Gobierno anticipaba "grandes sanciones" contra Rusia y afirmaba que los aliados "estamos en la misma línea". "Un mundo en que queremos la paz, hay que garantizar la legalidad internacional", decía Sánchez.

Marin advertía que "Finlandia no es miembro de la OTAN" pero no descartaba entrar en los próximos años. "Es nuestra propia decisión, no de Rusia, nadie nos puede dictar nuestro futuro", avisaba la jefa del gobierno finés, un país fronterizo con Rusia y con unas relaciones en el pasado más que complicadas con Moscú.

Temas

En España

    0
    comentarios