Menú

Adanero, tras el Consejo Político de UPN: "Están deseando expulsarnos, pero podemos defendernos"

Macarena Olona, de Vox, se ha ofrecido a asesorarles en su defensa para evitar la expulsión del partido.

Macarena Olona, de Vox, se ha ofrecido a asesorarles en su defensa para evitar la expulsión del partido.
Carlos García Adanero | EFE

Tras el polémico rechazo de sus dos diputados a la reforma laboral, el Consejo Político de UPN ha ratificado este sábado la decisión del Comité Ejecutivo: pedir a Sergio Sayas y Carlos García Adanero que entreguen sus actas y, en caso de que no las entreguen, iniciar el procedimiento de expulsión.

La decisión se ha adoptado tras una sesión extraordinaria y ha contado con el respaldo del 80,62% de sus 232 representantes. El 15% ha votado en contra, el 3,75% en blanco y el 0,62% ha realizado un voto nulo.

El Consejo Político suscribe así la posición de la Ejecutiva, que reprochaba "la gravedad de la actitud de los dos diputados de UPN en el Congreso de los Diputados, no sólo por su falta de disciplina, sino también por la ocultación de su voto final", lo que, a su juicio, había causado "un daño de incalculables consecuencias y repercusión", poniendo en jaque la "credibilidad y fiabilidad" de UPN.

En esta misma línea, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha considerado este sábado que Sergio Sayas y Carlos García Adanero "han debilitado a UPN" tras votar 'no' a la convalidación de la reforma laboral, contraviniendo las directrices de la dirección, y ha opinado que "no pueden seguir" en el partido si no entregan sus actas de diputados.

Adanero mantiene la esperanza

Ante tales advertencias, el todavía diputado de UPN, Carlos García Adanero, ha asegurado a los medios que "es evidente que la dirección está deseando que nos vayamos y expulsarnos", pero ha insistido en que siguen confiando en los órganos del partido: "Creemos que podemos defender nuestra posición".

Adanero, que finalmente no ha intervenido en esta sesión extraordinaria alegando que "cuando hablas con una pared es complicado", espera, así, que el Comité de Disciplina les escuche y les permite argumentar su decisión de contravenir las directrices del partido.

Sayas niega que le hayan comprado

Sergio Sayas, por su parte, ha reiterado que actuó con "dignidad y libertad" y, por eso, ha confiado en que el partido le "permita seguir". A su juicio, "lo único que podía justificar" el apoyo de UPN a la reforma laboral era la "ruptura" del PSOE con el nacionalismo, un precio que la formación socialista "no estaba dispuesta a pagar".

"UPN no podía convertirse en el felpudo de Sánchez, un partido pisoteado por alguien que nos estaba diciendo que este pacto era por España y que al día siguiente iba a poner la mano al nacionalismo de nuevo para destrozar España. Eso no podía ser UPN", ha remarcado.

Además, ha negado rotundamente que su voto haya estado dirigido: "A mi nadie me impuso nada, nadie me compró en ninguno de los momentos. Creo no se me conoce cuando se puede opinar algo así". En este sentido, Sayas ha reiterado que lo que siempre le ha movido en política es la dignidad y la libertad, "algo en lo que he militado desde que tengo 18 años y en lo que voy a seguir militando toda mi vida".

Olona ofrece su ayuda

En un mensaje en la red social Twitter el diputado de UPN Sergio Sayas ha manifestado que siempre ha "militado y militaré en la libertad y en la dignidad. Lucharé también por hacerlo en UPN". A ese mensaje ha respondido la diputada de Vox, Macarena Olona, ofreciendo sus conocimientos jurídicos para ello.

Temas

En España

    0
    comentarios