Menú

Temor en el Gobierno a que la manifestación de Vox inicie un movimiento como los "chalecos amarillos" en Francia

Cunde el temor a que Vox consiga monopolizar el malestar social contra el Gobierno. Creen que su modelo es el de los chalecos amarillos.

Cunde el temor a que Vox consiga monopolizar el malestar social contra el Gobierno. Creen que su modelo es el de los chalecos amarillos.
Manifestación de | EFE

El Gobierno está preocupado con el cariz que están tomando las protestas del sector del Transporte. El Ejecutivo, para tratar de calmar las aguas, adelantó este miércoles su idea de bajar el precio de la gasolina el día 29, aunque no concretaron ni el cómo ni el cuánto. Sin embargo, el anuncio tuvo un nulo impacto en la huelga. El Gobierno ya empieza a admitir la falta de abastecimiento en algunos sectores y en algunas provincias, donde las protestas están teniendo más éxito.

En las últimas horas, el Ejecutivo está poniendo énfasis en el carácter violento de los piquetes. La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, prometió este jueves "contundencia" si las protestas afectaban a los repartos de los suministros básicos. A mediodía, subió el tono y advirtió de que "no se iba a sentar con un grupo de radicales violentos". Una idea que suscribió la ministra portavoz, Isabel Rodríguez: "Es un boicot, no una huelga".

Esta es la idea en la que pivotará el Gobierno: "Se trata de grupos violentos y vinculados a la extrema extrema". Al ejecutivo le ha llamado la atención que no participen las patronales mayoritarias, sino algunas minoritarias. El Ministerio de Transportes pide a las principales asociaciones paciencia y les avisa de que el día 29, dentro del Plan Nacional de consecuencias para la guerra, se incluirán medidas para su sector.

"Trabajaremos para que estos grupos violentos se queden sin excusas", dicen en el PSOE donde cada vez ven más evidente la mano de Vox, mediante su sindicato Solidaridad. Este sábado, han convocado manifestaciones ante los ayuntamientos de toda España para protestar por el alza de la luz o la gasolina.

Miedo a que Vox monopolice la calle

"Lo van a petar", advierten los socios del Ejecutivo que le reprochan su tardanza a la hora de tomar medidas. Algunos de los principales apoyos parlamentarios del Gobierno lo ven "preocupado", "consciente de lo que viene" pero que "no saben muy bien qué hacer". Muchos partidos le piden que adelante parte del paquete de ayudas que tienen previsto aprobar el día 29 de marzo.

"O le llenas la nevera a la gente o esta gente (Vox) te pasa por encima", añaden algunos socios. En lo que hay consenso es que este sábado servirá como termómetro del enfado social. La izquierda mirará de reojo las manifestaciones para ver si el sindicato de Vox consigue sumar a los transportistas, ganaderos y agricultores.

Podemos, fuera de juego

Podemos, que lideró las agitación callejera contra Mariano Rajoy, ve cómo ahora ha perdido cualquier tipo de liderazgo social. Yolanda Díaz reconocía este jueves que en el Gobierno la "preocupación es máxima" y que la crisis "va a ser profunda", incluso mas que la generada por la covid. "Los precios ya son imposibles", añadía la vicepresidenta segunda que le urgía, a su propio Gobierno, a "tomar medidas de carácter inmediato".

Tanto el Gobierno como sus socios esperan que las protestas se circunscriban a algo puntual y que Vox no consiga armar una coalición de obreros descontentos. Algunos temen que esto puede ser el inicio de una especie de "chalecos amarillos" a la española, a imitación de los galos que pusieron a Macron contra las cuerdas.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro