Menú

Moreno empieza a frenar el 'efecto Olona' y la izquierda no tiene ninguna posibilidad de gobernar en Andalucía

El PP empieza a capear el efecto Olona con una mínima bajada, la derecha sigue arrasando en Andalucía y la izquierda sigue sin levantar cabeza.

El PP empieza a capear el efecto Olona con una mínima bajada, la derecha sigue arrasando en Andalucía y la izquierda sigue sin levantar cabeza.
Macarena Olona en un acto en Jerez de la Frontera. | EFE

Juanma Moreno sufre el efecto Olona, pero parece que empieza a frenarlo, lo limita a una caída de décimas respecto al anterior sondeo y seguiría ganando las elecciones con un amplio margen, según la encuesta de Demoscopia y servicios que publica este lunes okDiario. El popular sufre un ligero desgaste, pero mucho menor que el revelado por las encuestas hasta ahora y sin que por el momento amenace de ningún modo su victoria: pierde tres décimas respecto a hace una semana, quedándose en el 33,8% del voto y 41 escaños, uno menos que hace siete días.

Es exactamente el mismo porcentaje que gana la candidatura liderada por Macarena Olona, que ya se sitúa en el 19,8% del voto y en 25 diputados. Son más del doble de los que tenía Vox en el parlamento andaluz hasta ahora y supondría un gran éxito para los de Abascal, que además dejarían a Moreno muy lejos de la mayoría absoluta –que está en los 55 escaños– y le pone muy difícil su objetivo de superar al conjunto de la izquierda.

Desastre en el PSOE y demás izquierda

Una izquierda cuyo resultado sólo se puede calificar como un desastre sin paliativos, empezando por un PSOE que sigue estancado en el 27,1% de voto, exactamente el mismo porcentaje que la semana anterior y tres décimas menos que en el sondeo de hace un mes.

Los socialistas tendrían 34 diputados: sólo uno más de los que tuvo Susana Díaz pero después de tres años y medio en la oposición y, encima, con un porcentaje ligeramente inferior del voto. Es decir, un fracaso en toda regla de Juan Espadas.

Además, a la izquierda del PSOE el resultado es aún más dramático: la coalición de la extrema izquierda con IU y sin Podemos oficialmente fuera del pacto –aunque sí forma parte de las listas– sigue sufriendo el desastre del show de las dramáticas negociaciones para su creación: pierde también tres décimas en siete días y ya está en el 8,2%. En un mes se han dejado más de un punto y no tendrían más que siete escaños en el parlamento andaluz, cuando en 2018 obtuvieron 17.

Ocurre aquí algo similar a lo que se da entre el PP y Vox: esas tres décimas que pierden unos las ganan otros, en este caso el Adelante Andalucía puesto en marcha por Teresa Rodríguez, que sigue con una línea ascendente y ya estaría en el 4,3%, aunque por el momento seguiría con los mismos dos escaños que hace siete días.

Por último, Ciudadanos sigue hundido y sin lograr ni un solo diputado después de haber logrado 21 en las elecciones de 2018, los de Juan Marín se quedarían en el 3,6%, una décima menos que una semana antes. Es decir, no sólo está muy lejos de poder tener un escaño, sino que además su tendencia es a la baja.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador