Menú

El Gobierno conmina al PP a repartirse el TC pero no descarta nombrar unilateralmente a los magistrados

La portavoz del Gobierno advierte ante posibles reparos de los populares: "El PP puede decir misa".

La portavoz del Gobierno advierte ante posibles reparos de los populares: "El PP puede decir misa".
La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y el ministro de Agricultura, Luis Planas durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. | EFE

El Tribunal Constitucional amenaza con ser un nuevo punto de fricción entre el Gobierno y el PP. El nombramiento del vicepresidente, Juan Antonio Xiol, y el magistrado Santiago Martínez-Vares caducan este mes de junio y le corresponde al CGPJ su designación, pero el gobierno de los jueces sigue sin renovarse, ya que el PP y el PSOE no se ponen de acuerdo en cómo repartirse los magistrados.

A partir de la próxima semana también deben renovarse los propuestos por el Gobierno de Mariano Rajoy, Pedro González-Trevijano, y el magistrado Antonio Narváez. Ambos tendrán que ser relevados por otros dos propuestos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

"El PP puede decir misa"

La Moncloa presiona a Génova para que Feijóo acepte ya renovar el CGPJ, ya que una norma impulsada por Unidas Podemos y PSOE, la Ley Orgánica del Poder Judicial, impide realizar nombramientos mientras el CGPJ esté en funciones.

"El PP puede decir misa pero la realidad es que el Tribunal Constitucional pende de sus magistrados de la renovación del CGPJ", aseguraba este martes desde el Consejo de Ministros la portavoz, Isabel Rodríguez quien solicitaba "que el PP se avenga a dar la renovación del TC para nombrar con normalidad los magistrados del TC".

El Gobierno ha esquivado varias preguntas sobre si nombrarían de manera unilateral los jueces, aunque no haya acuerdo. Fuentes del Gobierno se limitan a señalar su preferencia por una renovación "con normalidad", pero declinan responder sobre qué pasaría a partir de la próxima semana. También en el partido inciden en lo mismo. "No me voy a ir más, estamos en el paso previo", afirmaba este lunes la vicesecretaria general, Adriana Lastra.

Una declaración con normalidad

El Gobierno también enmarca en la normalidad la declaración como testigo de Félix Bolaños ante el magistrado que investiga el espionaje a los teléfonos de Sánchez, Marlaska y Robles. La portavoz afirmaba la citación se limita al caso Pegasus. "Se circunscribe a la causa y a ninguna otra", decía, Isabel Rodríguez. "Fue el propio Gobierno quien puso en conocimiento de la justicia estas instrucciones", añadía mientras elogiaba "la transparencia" con la que, según ellos, han actuado.

Uno de los pocos ministros que esquivó el intento de espionaje, Luis Planas, el titular de Agricultura, afirmaba este martes: "siento y percibo mis comunicaciones como muy seguras. No tengo dudas". Lo que no despejan en el Gobierno es de quién dependía la seguridad del móvil del presidente, si del CNI o de la Secretaria General de Presidencia, que en ese momento era de Bolaños

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador