Menú

Sánchez y sus ministros se volcarán para evitar una debacle en Andalucía

El sector socialista del Gobierno se movilizará durante la última semana, conscientes de la cantidad de votantes que deciden a última hora.

El sector socialista del Gobierno se movilizará durante la última semana, conscientes de la cantidad de votantes que deciden a última hora.
Juan Espadas y Pedro Sánchez en un acto electoral de las andaluzas | EFE

En el PSOE asumen que el votante decide su voto cada vez más tarde. Incluso hay un porcentaje muy importante que espera al colegio electoral para decantarse. La caída del bipartidismo, con el aumento de la oferta de partidos, están detrás de esta indecisión. En Ferraz han diseñado un sprint final en el que Pedro Sánchez y sus ministros se volcarán durante la última semana, en especial el último día, a 48 horas de que los colegios andaluces abran sus puertas.

El viernes, Pedro Sánchez participará en un doble cierre de campaña. A primera hora de la tarde estará en Cádiz y por la tarde-noche en Sevilla. Sus ministros también tendrán una apretada jornada el último día. No en vano, este pasado viernes hasta cuatro ministros socialistas tuvieron agenda en Andalucía. (Luis Planas, Félix Bolaños, Isabel Rodríguez y Diana Morant).

La idea es replicar esta intensidad y extenderla también al miércoles y jueves, aprovechando que el Congreso no celebra sesiones de control y reduce su actividad al mínimo durante la última semana de una campaña electoral para no interferir en los resultados.

El PSOE está convencido que, con la presencia de Sánchez y de sus ministros, en especial de María Jesús Montero que tendrá una apretada agenda, conseguirán movilizar a los votantes socialistas que están en la abstención. En Ferraz creen que su partido todavía está fuerte en Andalucía y recuerdan que de cada 200 andaluces, uno milita en su partido.

Los trackings diarios

Desde el pasado lunes, la secretaría de estrategia y acción electoral monitoriza la situación con trackings diarios. En las encuestas internas del PSOE, los populares se aproximan a los 45 escaños mientras que el socialista Juan Espadas se mantienen ligeramente por encima de los 33 asientos. Vox, que llegó a alcanzar los 20 representantes en los sondeos, ahora baja a 18.

Peor resultado tiene Por Andalucía, la coalición que integra a Podemos, IU y Más País, que se conformaría con casi 10 representantes menos que hace cuatro años y se quedaría con unos 8 o 9. La división de la extrema izquierda tampoco beneficia a Adelante Andalucía de Teresa Rodríguez que podría alcanzar 2-3 representantes y Ciudadanos sólo tendría garantizada el escaño por Cádiz.

En el PSOE se han fijado dos objetivos. Por un lado, evitar que el PP sume más que toda la izquierda. Aunque lo que más quieren evitar los socialistas es bajar de la barrera psicológica de los 33 diputados en el Parlamento Andaluz. Es el resultado que sacaron hace cuatro años con Susana Díaz. Los socialistas se han conjurado para evitar empeorarlo.

Si están por encima de esa cifra, en Ferraz cree que, pese a la derrota, habrán salvado los muebles. De lo que no quieren oír ni hablar es de bajar de los 30, como han pronosticado algunas encuestas. Si eso sucede, la debacle sería absoluta.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador