Menú

ERC y JxCat, al borde la ruptura por la última reunión de la Generalidad con el Gobierno

El partido de Puigdemont reúne a su dirección de urgencia y amenaza con salir del 'Govern'.

El partido de Puigdemont reúne a su dirección de urgencia y amenaza con salir del 'Govern'.
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián conversa con su compañero de partido Joan Margall Sastre en el Congreso. | EFE

El encuentro entre el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la consejera catalana también de Presidencia, Laura Vilagrà (ERC), ha abierto una nueva grieta en las ya de por sí ruinosas relaciones entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat), socios de gobierno en la Generalidad. El prófugo Carles Puigdemont fue el primer en arremeter contra ERC nada más producirse la reunión entre Vilagrà y Bolaños. Según la versión del eurodiputado separatista, la Generalidad decidió congelar las relaciones con el Gobierno a raíz del espionaje de algunos líderes independentistas y "se han descongelado unilateralmente para acabar volviendo con las manos vacías. Basta".

El duro mensaje de Puigdemont abrió la veda de las críticas contra la cita y contra la estrategia de ERC de acercarse al Gobierno de Pedro Sánchez en sus horas más bajas. El vicepresidente de la Generalidad, Jordi Puigneró (JxCat), se ha dirigido a ERC en los siguientes términos: "Menos reuniones y más hacer perder votaciones a Sánchez". La presidenta del partido de Puigdemont y del parlamento autonómico, Laura Borràs, apuntaba en Twitter que "este no es el camino".

De entrada, JxCat denunció que se enteró por la prensa de que la consejera de Presidencia se reuniría con el ministro Bolaños. El resultado de la reunión tampoco satisfizo a los posconvergentes. Bolaños y Vilagrà pactaron que Sánchez y Aragonès se verían las caras antes de las vacaciones. Este jueves, la consejera de Presidencia abundaba en que Bolaños se habría comprometido a impulsar la reforma de delito de sedición y a "desjudicializar" la política catalana.

La ampliación de las explicaciones de Vilagrà no ha convencido a JxCat, que ha reunido a su ejecutiva de urgencia con la amenaza de fondo de romper la coalición de Govern. Tal posibilidad planea sobre la legislatura catalana desde el congreso de JxCat celebrado a principios de mes y que tendrá continuidad en una sesión a mediados del próximo mes. La dirección del partido ha decidido consultar a su militancia sobre el pacto con ERC y un amplio sector de la formación de Puigdemont es partidario de la ruptura y de obligar a los republicanos a consolidar y extender a Cataluña su confluencia con los socialistas.

Tras el caso de espionaje bautizado por los nacionalistas como el "Catalangate", cuyas repercusiones han sido muy limitadas, JxCat esgrime las últimas revelaciones de la denominada "Operación Cataluña" durante el Gobierno de Rajoy para tumbar al Gobierno de Sánchez. Según la tesis de los Puigdemont, el PP y el PSOE actúan igual en materia de política catalana y de la misma manera que bajo el PP se habría urdido una operación contra el independentismo, con el PSOE en el Gobierno se espió a algunos líderes separatistas durante los graves disturbios orquestados por el independentismo en reacción a la sentencia del Tribunal Supremo.

Villarejo, la última estrella del separatismo

El excomisario José Manuel Villarejo se ha convertido en la última estrella invitada del separatismo y de su fonoteca proceden los audios que se están publicando sobre sus conversaciones con el exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y con quien fuera presidenta del PP de Cataluña durante buena parte del "Procés", Alicia Sánchez Camacho.

Según el separatismo, las grabaciones de Villarejo son la demostración irrefutable de una persecución contra los Pujol y demás líderes catalanistas que debería anular todos los procesos judiciales en curso. ERC aduce que trata de conseguir el apoyo del Gobierno para desactivar la vía judicial en todos los casos que afectan a los independentistas, sean por corrupción, como en el caso de los Pujol, David Madí o Xavier Vendrell, o por su participación en el golpe (hay dos consejeras de ERC imputadas en el TSJC por la preparación del referéndum ilegal y otro, Roger Torrent, por la tramitación en el Parlament de mociones contra la monarquía).

JxCat replica que no hay posibilidad de pactar nada con el Gobierno porque ya ha dado sobradas muestras de que su intención no es la de facilitar un referéndum de autodeterminación. La concesión de los indultos, de la que se cumplió el miércoles un año, ya ha sido archivada por los dos principales partidos del movimiento separatista.

Las encuestas publicadas hasta ahora sustentan la estrategia de ERC de mantener abiertos los canales con el Gobierno y con el PSOE. Pero la urgencia de resultados concretos es cada vez mayor y Sánchez se muestra renuente a convocar la llamada "mesa de diálogo", más aún tras la catástrofe electoral en Andalucía. ERC ya ha votado en contra del Gobierno en leyes como la audiovisual y el tono de su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, cada vez es más hosco y desafiante.

Al tiempo, Puigdemont explota las grabaciones de Villarejo en un intento por reactivar el proceso independentista. También la citación a Rajoy, Fernández Díaz y Montoro por parte de una magistrada de Andorra en el marco de la desaparición de la Banca Privada de Andorra y el Banco de Madrid, donde los Pujol habían ocultado una parte menor de su fortuna.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador