Menú

Sánchez reduce la presencia de la Guardia Civil y no sólo por los nacionalistas: desde Navarra hasta Asturias

El plan de pérdida de peso de la Guardia Civil afecta ya a plazas no nacionalistas, como, por ejemplo, Asturias, donde se desmantela una comandancia.

El plan de pérdida de peso de la Guardia Civil afecta ya a plazas no nacionalistas, como, por ejemplo, Asturias, donde se desmantela una comandancia.
Grande-Marlaska, en un acto con la Guardia Civil. | Cordon Press

Las plazas nacionalistas han comprobado ya la pérdida de peso de los efectivos de la Guardia Civil: País Vasco o Cataluña han sido el vivo ejemplo a lo largo de décadas. El último capítulo se está viviendo estos últimos años en Navarra, donde la exigencia de Bildu y Geroa Bai (PNV) en pleno pacto con el PSOE ha llevado a una reducción drástica de las competencias y presencia de la Benemérita.

Pero Pedro Sánchez no sólo reduce el peso de este cuerpo por la exigencia de los separatistas y en sus áreas de influencia. El plan de pérdida de peso de la Guardia Civil afecta ya a plazas no nacionalistas, como, por ejemplo, Asturias, donde el movimiento para desmantelar una de sus dos comandancias ya ha comenzado.

JUCIL, AUGC, UO, ASESGC y APGC –las grandes asociaciones de la Guardia Civil– han unido fuerzas para intentar frenar lo que parece ser el primer movimiento sin tapujos y a plena luz del día para diezmar los efectivos de la Benemérita fuera de las plazas nacionalistas y al margen de las exigencias de los socios separatistas de Pedro Sánchez. Traducido: que se convierte en el primer movimiento obvio de que el PSOE camina ya con paso propio contra la presencia de la Guardia Civil.

No se creen al Gobierno

Las asociaciones profesionales de los guardias se refieren a las últimas comunicaciones llevadas a cabo por la Delegación del Gobierno en Asturias acerca de la unificación de las Comandancias de la Guardia Civil en el Principado. La versión oficial asegura que el plan pretende mejorar la operatividad del cuerpo en esa Comunidad Autónoma. Pero no es cierto: "No podemos mostrar conformidad con esa afirmación toda vez que nos parece una excusa genérica dentro del intento de amparar una decisión gubernamental" señalan desde las asociaciones de la Guardia Civil.

La operatividad "podría y debería mejorarse en base a completar el catálogo de puestos de trabajo de la Benemérita en Asturias, claramente mermado por cuanto faltan unos trescientos agentes respecto a los previstos en tal catálogo", aclaran las mismas fuentes.

Aumentar las patrullas que prestan servicio directo al ciudadano, ofreciendo una respuesta adecuada y rápida a las necesidades de cada momento, y el incremento del número de agentes sí sería un plan coherente con la mejora de la operatividad. Pero reducir el número de comandancias no parece ser lo más indicado, a juicio de los guardias.

"El manido recordatorio de que en el Principado existen dos comandancias, situación únicamente comparable con la provincia de Cádiz, tampoco puede tener favorable acogida ya que el despliegue territorial del Instituto en Asturias data de 1940 y sus resultados son tan apreciables que podemos presumir de uno de los mejores niveles de seguridad ciudadana del país", aclaran desde la Guardia Civil.

Vacantes "amortizadas"

La Delegación del Gobierno ha dado supuestas garantías a los guardias de que no se reducirá el número de agentes. "Pero las informaciones que nos han transmitido desde la Dirección General del Cuerpo indican lo contrario. De la unificación de Comandancias se desprende un número apreciable de vacantes que serán "amortizadas", es decir, que desaparecerán, una situación que a medio y largo plazo se irá incrementando", aclaran las asociaciones profesionales. "Tanto es así, que no resulta descartable que dentro de una década el número de agentes se vea reducido hasta en unos trescientos efectivos, aparte de los que ya faltan en la actualidad.

Por todo ello, los guardias instan "a las fuerzas políticas y sociales asturianas a que soliciten a la Dirección General de la Guardia Civil los informes y planes previstos y le exijan al Gobierno un compromiso para que las vacantes previstas actualmente en el catálogo de puestos de trabajo no se vea reducido en el futuro y se complete a la mayor brevedad posible".

Pero lo cierto es que la corriente contraria a la presencia de la Benemérita parece sentada por este Gobierno. Los últimos movimientos oficiales se dirigen a un vaciado pleno de la Guardia Civil en Navarra –eliminando todas sus funciones de control del tráfico y de rescate en montaña–, a una reducción de la formación militar para los nuevos mandos universitarios del cuerpo y al retoque de los mecanismos de ascenso para forzar una entrada en las escalas de un 35% de guardias mujeres, reduciendo el componente de igualdad de competencia entre hombres y mujeres en la escala de oficiales.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador