Menú

Aragonès sale ufano de Moncloa y apunta que los trabajos de la mesa están avanzados

El presidente de la Generalidad es optimista sobre los frutos en materia de "desjudicialización" y autodeterminación de la próxima cita.

El presidente de la Generalidad es optimista sobre los frutos en materia de "desjudicialización" y autodeterminación de la próxima cita.
El presidente de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonès. | EFE

Pere Aragonès, el presidente de la Generalidad, ha salido muy satisfecho de su encuentro en Moncloa con Pedro Sánchez. Niega que se hayan "normalizado" las relaciones entre el Gobierno y el Govern, pero ha dejado entrever un gran optimismo sobre los resultados de la próxima reunión de la llamada "mesa de negociación y diálogo". "Cuando se produzcan los primeros acuerdos es cuando se podrá hablar de normalización".

Aragonès ha insistido en que hay un "conflicto entre Cataluña y España" que sólo se resolverá cuando los catalanes, dice, puedan votar sobre el futuro de la región, pero hasta ese punto hay un trecho de concesiones en materia de impunidad judicial que el gobierno separatista está dispuesto a recorrer, preferentemente sin la participación de sus socios en el ejecutivo autonómico, Junts per Catalunya (JxCat).

A Aragonès le han cuadrado además las explicaciones de Sánchez sobre el espionaje con el programa Pegasus a algunos dirigentes independentistas, entre ellos el propio presidente autonómico. Al respecto ha dicho que Sánchez se ha comprometido a favorecer que se aclaren los hechos en los procesos judiciales abiertos por varios dirigentes separatistas y que el asunto no está ni mucho menos cerrado con el cese de Paz Esteban.

El president ha coincidido con la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en calificar el encuentro de "correcto y respetuoso". En cuanto a la lista de peticiones del independentismo, el dirigente de ERC se ha remitido al documento pactado por Bolaños y Vilagrà, uno de cuyos puntos, destacado por Aragonès, abre la puerta a la inmunidad de los independentistas: "La actuación de las instituciones garantizará en todo momento los derechos fundamentales, la privacidad y la libertad política e ideológica de todas las personas que se identifican con las posiciones políticas y democráticas presentes en Cataluña, rechazando actos, decisiones o mecanismos ilegítimos que vulneren dichos derechos por la mera adscripción a una ideología o visión territorial".

Aragonès ha asegurado que será en la próxima reunión de la "mesa", la convocada para la última semana de julio pero aún sin fecha, cuando se aborden las cuestiones de peso como la "desjudicialización y por tanto el fin de la represión". La amnistía es la primera petición. La segunda, un referéndum porque según Aragonès "la desjudicialización es imprescindible, pero mientras no se pueda votar estamos lejos de resolver el conflicto".

Esta próxima cita entre Gobierno y Govern anunciada para finales de mes no contará con la participación ni de Sánchez ni de Aragonès, que ha dicho que su trabajo era encarrilar la situación para que se puedan entender sus respectivos equipos negociadores.

En cuanto a la situación en la que queda Puigdemont tras el informe del abogado general del TJUE y que denuncia las obstrucciones de la justicia belga, Aragonès ha recordado que Puigdemont pidió que nadie hablara o negociara nada en su nombre, en alusión directa a ERC, por lo que el asunto no ha salido en la conversación entre Sánchez y Aragonès.

Primer encuentro oficial

El encuentro en Moncloa ha sido el primero de carácter oficial entre ambos políticos desde que el pasado abril el independentismo introdujo en la escena política el "Catalangate", que se cobró la cabeza de la directora del CNI Paz Esteban. Sin embargo, sólo en las últimas semanas Sánchez y Aragonès habían coincidido en un par de actos en Barcelona.

El acuerdo sobre la convocatoria de la "mesa de diálogo y negociación" supone reactivar un mecanismo de relación bilateral entre Gobierno y Govern cuya primera reunión se celebró el pasado mes de septiembre en Barcelona. Desde entonces ha permanecido congelada hasta que la pasada semana el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la consejera del mismo ramo Laura Vilagrà, de ERC, pactaron en Barcelona un documento que definieron como una nueva "hoja de ruta" y que ya preveía la celebración de al menos dos reuniones de la "mesa" antes de que concluya el año.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro