Menú

García-Gallardo: "Un gobierno PP-Vox a nivel nacional es una necesidad, no hay otra alternativa"

El vicepresidente de Castilla y León ha valorado en esRadio los 100 primeros del gobierno de coalición con Fernando Mañueco.

Entrevista a García-Gallardo Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El vicepresidente de Castilla y León ha valorado en esRadio los 100 primeros del gobierno de coalición con Fernando Mañueco.

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha valorado en Es la Mañana de Federico los 100 primeros días del gobierno de coalición entre PP y Vox en Castilla y León. García-Gallardo ha calificado estos días como "frenéticos" en los que "hemos tenido que hacer frente a crisis empresariales o al drama de los incendios". Pero también han sido días productivos porque "nos ha permitido adoptar muchas decisiones que revelan cuáles son nuestras motivaciones de estar en el Gobierno, estar al lado de la gente".

En esa línea "aprobamos el primer plan anticrisis" y "más de 500 medidas que han movilizado más de 1.600 millones de euros". Lo que, en opinión del vicepresidente de Castilla y León "demuestra que este gobierno de coalición funciona y es en el que se pueden mirar el resto de gobiernos de otras partes de España". De hecho ha asegurado que un gobierno PP-Vox a nivel nacional "es una necesidad, no hay otra alternativa según las encuestas, o el PP pacta con el PSOE o con Vox"

La relación con el PP, su socio en el gobierno, ha dicho que "es de respeto y colaboración, cada uno tiene su espacio pero la interlocución es intensa y frecuente". García-Gallardo ha revelado en esRadio que "Mañueco y yo hablamos con mucha frecuencia" algo que "facilita el hecho de que su despacho está a dos minutos del mío y que nuestros equipos están muy coordinados".

No obstante, ha reconocido que como en todo gobierno de colación tienen sus "dificultades" dadas por que "cada uno tiene unas prioridades". Lo que obliga "a negociar en el día a día hay y discutir muchas cosas". Aún así, ha subrayado que el gobierno de colación de PP y Vox en Castilla y León "es fuerte, unido y estable".

Incendios

El vicepresidente de Castilla y León ha contado en Es la Mañana de Federico cómo "estamos viviendo un drama desolador que nos ha dejado el alma rota". Al ser preguntado por las declaraciones del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en las que culpó al "al ecologismo extremo" de la dificultad en la gestión de los incendios, García-Gallardo ha asegurado estar completamente de acuerdo.

"Es el mensaje que transmitimos durante meses" y al menos ahora "por fin se está escuchando a la gente del campo" frente a "este ecologismo que lleva años ganando terreno". Unas personas, las del campo, que llevan años avisando de "que hay que hacer gestión de los bosques, no prejuzgar a la ganadería extensiva, limpiar los montes, hacer cortafuegos y más control en invierno para que no sucedan estos dramas en verano".

García-Gallardo ha dicho que "si no podemos controlar que haya una ola de calor con escasos niveles de humedad y altos niveles de viento, tendremos que hacer lo que está en nuestra mano como es evitar que el campo se convierta en un polvorín y esté lleno de combustible". No obstante, "al igual que reconoció el consejero la prevención es mejorable y ese es nuestro compromiso".

Hostilidad de los medios con Vox

García-Gallardo ha contado que "somos nuevos en esto" y que muchas veces "no depende de mí, o al menos no del todo, lo que interpreten los medios o el sesgo que introduzcan en algunas de mis declaraciones". De hecho, ha añadido que "estoy acostumbrado a que cualquier declaración puede ser mutilada para sacarla de contexto".

Por eso él está "centrado en hacer política y adoptar las medidas para marcar el cambio de rumbo en Castilla y León". En Castilla y León Vox tiene que "remar a contracorriente como a nivel nacional con los medios de comunicación, que siempre intentan sacar punta a cualquier declaración". No obstante ha reconocido que "la prensa de provincias es menos ideológica".

Invierno demográfico

Precisamente si hay unas declaraciones que los medios han utilizado con García-Gallardo fueron unas en las que hablaba de la relación del sexo y la escasa natalidad. El vicepresidente de Castilla y León ha querido aclarar en esRadio sus palabras. "En primer lugar todos reconocemos que tenemos un problema de natalidad en el mundo occidental".

Partiendo de ese hecho objetivo, participó en un foro de debate interno del partido en el que "expresé mi opinión personal" y en el que "examiné 18 causas desde las económicas públicas, las privadas y las culturales". En su intervención empezó hablando de la financiación autonómica y de "cómo perjudica a las regiones más leales a España como Castilla y León". Algo que "tiene su repercusión en falta de medios en materia de sanidad, de educación... lo que provoca un problema demográfico". A ello se suma "la ausencia o pocas ayudas a la maternidad, a la conciliación, a tener guarderías cerca de los centros de trabajo..."

En una segunda parte de su intervención se detuvo en las "causas privadas como la precariedad en los empleos, la incertidumbre que vivimos los jóvenes que llevamos crisis concadenadas, los problemas de acceso a la vivienda, la dificultad para el ahorro... y el impacto en el reloj biológico de todo ello".

Y en tercer lugar, en las "causas culturales, las que considero más importantes", y que fueron las que replicaron todos los medios. Unas causas que han provocado "una ruptura de la sensación de lo colectivo, de los lazos familiares, de la pérdida de prestigio de la familia como institución y del matrimonio como comunidad en la que uno forma una familia".

Unas causas que remonta al "mayo del 68" cuando "se cambió el modelo de éxito de las personas, ahora parece que es el hombre empresa que se autoexplota y que tiene que perseguir sin descanso una carrera sin tiempo para pensar en formar una familia". También abordó "el individualismo, el hedonismo, los eternos adolescentes que no quieren asumir las cargas propias de una familia y de la estafa generacional en la que nos invitan a vivir el sexo de una manera que trae satisfacciones inmediatas y efímeras pero que a muchas personas les provocan una soledad a largo plazo".

García-Gallardo ha matizado que "practicar el sexo únicamente por placer convirtiéndolo en un acto de consumo tiene su incidencia en la falta de natalidad". Ha apuntado no obstante que el sexo por placer "es una maravilla e invito a que cada uno viva el sexo a su manera siempre con responsabilidad".

No obstante, ha querido remarcar que se trataba de "una opinión personal en un foro de debate" y que "nunca pretendí que se tradujera en ninguna medida política". Asimismo, ha apuntado que "era una reflexión que no quise trasladar como moralina, nunca he pretendido dar lecciones morales a nadie ni ser ejemplo de nada".

Memoria histórica y violencia de género

Estas dos leyes de la etapa de Zapatero han sido siempre un objetivo de Vox. García-Gallardo ha reconocido que "estamos teniendo dificultades para aprobar la normativa en materia de reconciliación que debe sustituir al decreto actual de Memoria Histórica". En este sentido ha contado cómo "le mandamos al PP un borrador hace un mes y no hemos conseguido ponernos de acuerdo".

En primer escollo con el que se están encontrando es de formalidad, "de cómo debe tramitarse". El vicepresidente de Castilla y León ha subrayado que "lo más importante es el fondo y luego ya negociaremos la forma, pero del fondo aún no nos han dicho nada".

La ley que sí parece que saldrá antes adelante será la de Violencia intrafamiliar, "estamos conformes con el esquema acordado con el PP". Una ley que recoge "todas las prestaciones económicas y sociales que tiene ahora la ley autonómica de Violencia de género se trasladen a cualquier tipo de violencia que se viva en el seno de la familia, nietos contra abuelos, mujeres contra hombres...".

Sobre la posibilidad de derogar la ley de Violencia de género a nivel nacional ha asegurado que "el PP hace una defensa férrea de la ley de Violencia de género, una ley única en el mundo porque en ningún otro sitio existe el crear juzgados ad hoc para una persona de un determinado sexo". Por eso, ha pedido "tener mucho peso en el futuro gobierno nacional" para poder derogarla. "Toda violencia merece reproche, y todas las víctimas de violencia merecen las mismas ayudas económicas y sociales".

Los sindicatos "desnortados"

El gobierno de colación ha tenido en frente a los sindicatos desde el principio, "durante la campaña electoral ya nos calificaban de extrema derecha" y ahora "es peor desde que hemos anunciado que vamos a reducir las subvenciones nominativas". Por eso "aprovechan cualquier situación para atacarnos, magnificar las situaciones y atribuir unas responsabilidades que no existen".

García-Gallardo ha revelado cómo "durante la crisis gravísima que vivimos con el grupo Siro en el que se corría el riesgo de perder 1.700 empleos, nuestro consejero de Empleo mandó un correo a los responsables de CCOO y UGT para tener una reunión". Ambos sindicatos "denegaron esa reunión bilateral con 1.700 empleos en juego".

Para el vicepresidente de Castilla y León los sindicatos de izquierdas "están más preocupados en poner faldas a los semáforos, en el lenguaje inclusivo o apoyar las manifestaciones de los presos de ETA que en las reivindicaciones de los trabajadores". Al final, "están más preocupados por su propia financiación que por sus fines fundacionales".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador