Menú

El separatismo pretende celebrar el quinto aniversario del 1-O "okupando" las escuelas donde se votó

El fantasmal Consell per la República de Puigdemont coordina la preparación de los actos de aquella "victoria" con la Cámara de Comercio de Barcelona.

El fantasmal Consell per la República de Puigdemont coordina la preparación de los actos de aquella "victoria" con la Cámara de Comercio de Barcelona.
Cartel que anuncia el mitin de Puigdemont el 1 de octubre. | Consell per la Republica

El independentismo más radical asociado al expresidente de la Generalidad prófugo, Carles Puigdemont, prepara una toma simbólica de algunas de las escuelas e institutos donde se celebró la votación ilegal en las que intervinieron la Policía Nacional y la Guardia Civil. Según el responsable de relaciones institucionales del Consell per la República, el organismo creado por Puigdemont, Antoni Castellà, se trata de reivindicar la "victoria" del independentismo en un referéndum que considera perfectamente válido y cuyos resultados siguen vigentes.

El propósito del Consell per la República es que en la vigilia del próximo 1 de octubre, grupos de independentistas "okupen" escuelas e institutos, tal como se hizo hace cinco años para asegurar que los colegios estarían abiertos, y reivindiquen el resultado de aquella representación. Así, el Consell, con el apoyo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium, los municipios por la independencia y demás organizaciones separatistas, llama a los ciudadanos a concentrarse en los lugares donde la actuación policial fue más contundente, según el parecer de los golpistas.

La novedad en cuanto a la organización de esta nueva "fiesta" independentista es que también contará con la participación de la Cámara de Comercio de Barcelona, cuyos órganos de dirección han sido ocupados en los últimos años por activistas del separatismo.

Presencia telemática del prófugo

Además de la toma simbólica de los centros educativos en una concentración nocturna, el grupo de Puigdemont prepara un mitin en el Arco del Triunfo de la capital catalana a las cinco de la tarde del 1 de octubre con el aliciente de la intervención telemática del expresidente prófugo que reside en Waterloo.

El independentismo nucleado en torno a Puigdemont y Junts per Catalunya (JxCat), que ahora preside la procesada por prevaricación y falsedad documental Laura Borràs, pretende crear el clima propicio entre el 11 de septiembre y el 1 de octubre para volver a tener una presencia algo más que testimonial en las calles.

Se quiere, con ello, torpedear la mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalidad. En JxCat considera que a esas alturas del comienzo del otoño ERC no podrá presentar ningún acuerdo concreto en materia de amnistía y autodeterminación a pesar del pacto de la "desjudicialización" suscrito entre el Gobierno y el gobierno de la Generalidad. Será el momento, sostienen, de reiniciar la fase de "embate contra el Estado" que desemboque en una nueva intentona golpista.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador