Menú

Vox desdeña los ataques de Olona para no darle más protagonismo

Abascal, Espinosa y Buxadé evitan confrontar con su excompañera de partido pese a las duras insinuaciones.

Abascal, Espinosa y Buxadé evitan confrontar con su excompañera de partido pese a las duras insinuaciones.
Santiago Abascal se gira para mirar al público durante un acto político. | Vox

Vox parece estar aplicando con Macarena Olona la máxima de que "no hay mayor desprecio que no hacer aprecio". A pesar de los ataques e insinuaciones vertidos por su excompañera de partido durante la presentación de su fundación y el periplo mediático que ha llevado a cabo por El País, Telecinco, El Plural, OkDiario o Vozpopuli, Santiago Abascal, Iván Espinosa o Jorge Buxadé han evitado confrontar con ella.

En privado, algunos dirigentes se quejan únicamente del foco mediático que acapara, a diferencia de lo que ocurre con Vox, y advierten de la posible fragmentación del voto en el espacio de la derecha si Olona decide concurrir a las generales y provoca que los llamados "restos" favorezcan a la izquierda en provincias donde los escaños se juegan en un puñado de votos, beneficiando así a Pedro Sánchez.

En público, los principales líderes de Vox se mueven entre el silencio y el respeto. Abascal se limitó a poner un mensaje en sus redes sociales el pasado martes, poco después de que Olona hablara en El programa de Ana Rosa de una posible ilegalización del partido por falta de democracia interna o arrojara dudas sobre sus fuentes de financiación, sin lanzar ninguna acusación concreta o aportar pruebas. "Vox no ha dejado nunca de sufrir ataques, censuras, cordones, pedradas, manipulaciones…", recordaba Abascal.

El mensaje no señalaba a nadie en concreto pero al publicarlo justo después de que la exsecretaria general del grupo hablara en televisión, da lugar a pensar que podía referirse a ella y querer englobar esas insinuaciones en la campaña de ataques habituales que sufre el partido, como también hacía Iván Espinosa al ser preguntado el mismo día, poco después, en una rueda de prensa en el Congreso.

"Irse dando las gracias por la oportunidad"

"Quizá es mejor no contribuir al duopolio político y televisivo que intenta atacar a una organización en la que se ha participado", decía el portavoz parlamentario de Vox, defendiendo que "no sería mala idea salirse de ese camino y recordar con cariño, como nosotros recordamos a todos los que han compuesto esta organización", enfatizaba.

Espinosa ponía como ejemplo su propia experiencia en las empresas por las que ha pasado, de las que "siempre se ha ido agradecido". "Cuando uno es acogido en una organización, aprende, crece, contribuye (…) y eso es lo más bonito en la vida, ser agradecido a quienes han acudido a uno y le han dado una oportunidad", decía, evitando entrar en la confrontación con su excompañera.

Hace unas semanas, el propio Espinosa, mostró en rueda de prensa un comunicado interno que se había hecho llegar a todos los cargos de Vox para no atacar a Macarena Olona por haber sido una compañera, después de que ella publicara las amenazas que había recibido de un tuitero al que señaló, por informaciones publicadas, como un asesor de Vox en Cataluña.

"Bienvenidas las iniciativas civiles contra Sánchez"

El pasado lunes, el vicepresidente político de Vox, Jorge Buxadé, también desdeñaba los ataques de Olona al ser preguntado en rueda de prensa por sus declaraciones durante la presentación de la Fundación Igualdad Iberoamericana, y daba la "bienvenida" a toda "actividad o proyecto de la sociedad civil" que coincida con algunos de los postulados de Vox, en este caso la lucha contra la ideología de género.

Buxadé evitaba así pronunciarse sobre las palabras de Olona o la posibilidad de que concurra a las elecciones generales, fragmentando con ello el espacio de la derecha, para limitarse a hablar de su "proyecto", al que se refería como "fundación panameña", poniendo el acento en su origen al tener la sede principal en Panamá y haberse constituido en este país.

Temas

En España

    0
    comentarios