Menú

El escándalo del "sí es sí" y la sedición empañarán la semana triunfal de Sánchez

El Gobierno había diseñado un calendario propicio en la semana en la que sacarán adelante los Presupuestos

El Gobierno había diseñado un calendario propicio en la semana en la que sacarán adelante los Presupuestos
EFE

Iba a ser una semana triunfal para Pedro Sánchez pero las últimas polémicas han acabado por empañarla. La Moncloa había diseñado un calendario intenso para estos días en los que La Moncloa sacará adelante sus Presupuestos Generales. La idea era vender tres conceptos: "estabilidad, economía y crecimiento" pero al final se acabará hablando de "abusadores, sedición y malversación".

La semana "triunfal" comenzará este lunes con una comparecencia del presidente del Gobierno ante la Asamblea Parlamentaria de la OTAN que se celebra desde el viernes en Madrid. Sánchez hablará junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente ucraniano, Volodomir Zelensky, que intervendrá por videoconferencia.

De la política internacional a la nacional. A partir del miércoles, el Congreso debatirá los Presupuestos Generales y las últimas enmiendas. La idea del Ejecutivo será trasmitir una imagen de "estabilidad" al sobrepasar el jueves los 180 apoyos a las cuentas. Ese día también se votará uno de los emblemas del Gobierno: los impuestos temporales a las energéticas y banca.

El giro a la izquierda culminará el viernes con Sánchez proclamándose líder de la Internacional Socialista con un macroevento en IFEMA. Tres días de auto-reafirmación socialdemócrata con líderes de los 132 partidos que componen esta organización.

Todo empañado

Pero los últimos giros en política nacional empañarán todo este calendario. Al goteo de nuevas rebajas de condenas a violadores, gracias al coladero de la ley del "sí es sí", se unirá la polémica sobre la posible reforma del delito de malversación. En ERC no ocultan que se está negociando la modificación y el PP, que huele sangre, tratará de eclipsar esta semana con una pregunta de Alberto Núñez Feijóo a Pedro Sánchez.

Será durante la sesión de control del martes en el Senado cuando el líder popular formule la pregunta que ha registrado: "si el Presidente del Gobierno va a seguir reformando el Código Penal para favorecer a miembros de su partido y a sus socios de Gobierno". Una manera de recordar que, si se reforma el delito de malversación, ex altos cargos del PSOE, como José Antonio Griñán, pueden verse beneficiados. Precisamente, el viernes finaliza el plazo que la Audiencia de Sevilla ha dado al expresidente andaluz para que ingrese en prisión.

Esquivando la malversación

En el PSOE no quieren pronunciarse sobre las negociaciones con ERC para modificar el delito de malversación. Los socialistas tratan de centrarse en el futuro más inmediato pero a partir del jueves, tras la toma en consideración de la reforma del delito de sedición, se abrirá el periodo para registrar enmiendas y los de Rufián ya han advertido que presentarán una para rebajar las condenas a los malversadores.

Será el momento de posicionarse y de prometer que, en caso de respaldarla, no será un coladero como ya lo está siendo la del "sí es sí". También tratarán de vender que no es una reforma ad hoc para ERC, en línea con lo que han dicho con la derogación del delito de sedición, pero que ,como reconocen cargos socialistas, "cuesta digerir". Al desgaste de la sedición se unirá el de la malversación si deciden respaldarla.

Lo que está claro es que el jueves se hablará más de sedición que de Presupuestos o del nuevo impuesto a la banca. Una semana "triunfal" eclipsada por los escándalos en los que el Gobierno se ha ido metiendo.

Temas

En España

    0
    comentarios