Menú

Un colegio de Palma expulsa a 32 alumnos por colgar la bandera de España con motivo del Mundial de Qatar

A pesar de contar con permiso del tutor, la profesora de Catalán del Colegio La Salle les ordenó retirarla. Los padres ya han presentado una denuncia.

A pesar de contar con permiso del tutor, la profesora de Catalán del Colegio La Salle les ordenó retirarla. Los padres ya han presentado una denuncia.
Imagen de la bandera que los alumnos de La Salle colgaron en el tablón de anuncios de su clase | LD

El Mundial de Qatar vuelve a poner de manifiesto el odio a España que se respira en muchos puntos de nuestro país. En este caso, en Baleares, donde 32 alumnos han sido expulsados este viernes del Colegio La Salle de Palma por poner la bandera de España en el tablón de anuncios de su aula en apoyo a la Selección. Así lo ha denunciado Gádor Giménez, abogada y madre de uno de los menores, que asegura que éstos contaban con el permiso de su tutor, que previamente lo había consultado con el jefe de Estudios.

"En un principio les dieron permiso para ponerla, luego dijeron que solo los días de partido y el jueves el tutor les dijo que si ponían alguna aclaración de que la bandera era en apoyo a la Selección la podían dejar – explica en declaraciones a Libertad Digital-, así que el propio tutor añadió un papel que ponía ‘Vamos Selección’ y lo pinchó con la bandera".

El objetivo no era otro que acallar las quejas de otros docentes, dejando claro que se trataba de una cuestión meramente futbolística. Sin embargo, no contenta con la matización, cuando la profesora de Catalán llegó el viernes al aula, ordenó a los alumnos que retiraran la bandera. Éstos le respondieron que tenían permiso del tutor y se negaron a hacerlo. A partir de ahí, las versiones de unos y otros diferen, pero lo que es un hecho es que las clases fueron canceladas y los menores fueron expulsados del centro.

Dos versiones de lo sucedido

La dirección del Colegio La Salle, que ya ha emitido un comunicado de apoyo a la profesora, asegura la decisión se tomó ante la "falta de respeto" de los alumnos. Según su relato, los menores desoyeron las indicaciones de una docente "que estaba cumpliendo con las normas de convivencia del centro y seguía las órdenes del equipo directivo". Así, les acusa de llevar a cabo "un acto de insubordinación deliberada", además de coaccionar a una compañera que hizo el intento de obedecer, y de vitorear y aplaudir "con sorna" cuando la profesora abandonó el aula.

"El comunicado miente, ninguno de los chicos se enfrentó a ella ni a ningún profesor. Simplemente dijeron que no la quitaban, que tenían permiso, y la profesora se fue del aula", responde Gádor Gíménez, que insiste en que tiene otras hijas en el centro y que en otras clases sí se han permitido banderas y poster de apoyo a la Selección.

Además, la abogada asegura que el centro también "miente en cuanto a que coaccionaron a una de las chicas de clase". Según su versión, la chica se levantó, pero se volvió a sentar voluntariamente: "Esto está reconocido por su padre en el chat del grupo de clase, que además dice que la niña está indignada".

Denuncia ante Inspección

Con todo, las familias ya han dirigido una denuncia ante Inspección de la Consejería de Educación. "Esperamos que nos contesten y que el colegio se comunique con nosotros para darnos alguna explicación de la expulsión", insiste esta madre que, además, pone el acento en la gravedad de que la dirección ni siquiera comunicase a los padres la suspensión de las clases.

"A parte de tratar de ensuciar un gesto espontáneo y deportivo, profesores y colegio han incumplido los protocolos al enviar a menores a casa sin comunicarlo", denuncia también Sergio Campoy, indignado con lo sucedido. "Mi hijo (y su clase) ha sido expulsado por poner la bandera en el aula porque disfruta del Mundial con alegría y pasión. A varios profesores les ha molestado por connotaciones políticas. ¿Quiénes son los adultos? ¿Hasta cuándo este adoctrinamiento sinsentido?", se pregunta.

Temas

0
comentarios