Menú

Cataluña se suma a la formación de 'agentes LGBTI' para detectar posibles delitos de odio

La Diputación de Córdoba ya promovió un curso para formar a delatores sexuales anónimos con dinero público.

La Diputación de Córdoba ya promovió un curso para formar a delatores sexuales anónimos con dinero público.
Manifestación del orgullo LGBTI en Barcelona | Europa Press

El pasado mes de octubre, la Diputación de Córdoba anunció la primera oleada de "agentes LGBTI", un ejército de delatores sexuales a los que ha formado con dinero público. A estos ciudadanos anónimos se sumarán ahora 25 agentes de los Mossos d'Esquadra a los que el Gobierno de Cataluña pretende convertir en formadores acreditados por el Consejo de Europa para explicar a sus compañeros cómo detectar delitos de odio contra el colectivo.

Según datos policiales, entre enero y septiembre de este año, los Mossos han recibido 177 denuncias por LGTBI-fobia, un 15 % más que en 2021. De ahí, según defienden, la necesidad de poner en marcha este curso, al que asisten agentes adscritos al área de seguridad ciudadana, a la comisaría general de Información, a las oficinas de relaciones con la comunidad o a los grupos de atención a la víctima, entre otros.

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, ha defendido que la iniciativa debe servir para que los atestados policiales recojan con precisión si se trata de un delito de odio, algo que, según ha subrayado, es absolutamente clave para que las víctimas puedan acogerse al derecho a la reparación que, entre otras cosas, les permitirá acceder a intervenciones médicas que no estén cubiertas por la seguridad social, como cirugías estéticas ante cicatrices o daños en la dentadura.

El curso de la Diputación de Córdoba

Lo que no ha trascendido de momento es el contenido concreto de este curso ni qué se considerarán delitos de odio, un punto fundamental, habida cuenta de las polémicas intenciones de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en lo relativo a la ley Trans. El curso ofrecido por la Diputación de Córdoba, no obstante, contaba de tres módulos:

  • Módulo 1.- Diversidad sexo-genérica y evolución sexual.
  • Módulo 2.- Planificación de la investigación e intervención.
  • Módulo 3.- Áreas de influencia, transversalidad e interseccionalidad.

Su puesta en marcha estaba ligada al I Plan LGBTI de la Diputación, en el que se asegura que "a pesar de que los derechos de estas personas están garantizados en normativa internacional, nacional y autonómica, el colectivo sigue sufriendo una discriminación estructural en todos los ámbitos de la vida como resultado de su condición".

Por todo ello, sus impulsores se comprometía a aprobar "recursos de apoyo a las entidades sociales que trabajan en la materia y faciliten la difusión de la información, especialmente en las zonas rurales", así como a perseguir "el empoderamiento del colectivo LGBTI otorgándole un espacio de toma de decisiones en el diseño y aplicación de las políticas municipales para la diversidad sexual y de género".

Temas

En España

    0
    comentarios