Menú

Sánchez lanza una campaña de "pedagogía" para vender la reforma de malversación ad hoc para ERC

Sánchez protagonizará un mitin el domingo en Barcelona para rematar la semana de la enmienda a la malversación.

Sánchez protagonizará un mitin el domingo en Barcelona para rematar la semana de la enmienda a la malversación.
Sánchez, este miércoles en La Rioja. | EFE

"Pedagogía", esto es lo que Pedro Sánchez ha pedido a sus ministros para defender la reforma del delito de malversación ad hoc para beneficiar a ERC. En el Ejecutivo se van a afanar en los próximos días en poner ejemplos para tratar de vender que la enmienda al Código Penal que ERC va a registrar este viernes en el Congreso, y que será respaldado por PSOE y Unidas Podemos, no va a beneficiar a "corruptos".

La idea que prevalecerá es que "hay que asemejarse al Código Penal de Italia o Francia" y para ello defenderán volver al 2015. En ese año, Mariano Rajoy, presionado por una mayor exigencia ciudadana en la lucha contra la corrupción, endureció las sanciones a los políticos condenados. Ahora, el PSOE defiende volver a la casilla de salida.

Volver a 2015

"La regulación de la malversación ha ido cambiando. Hasta 2015 había una regulación diferente, que distinguía entre el enriquecimiento impropio y otras conductas referentes a los fondos públicos", ha defendido la ministra de Defensa y exmagistrada, Margarita Robles.

Desde primera hora, algunos titulares del Ejecutivo se han afanado en tratar de vender múltiples ejemplos. "¿Tiene sentido penar lo mismo a un alcalde que desvía dinero para pagar nóminas que a Bárcenas?", ha afirmado en privado un ministro para poner un ejemplo de la pedagogía que Sánchez les ha exigido durante los próximos días.

En el PSOE y en el Gobierno saben que la gestión de este tema, de cara a la opinión pública, es más impopular que la derogación del delito de sedición. "No habrá ni un paso atrás con respecto a la lucha contra la corrupción", ha prometido la ministra de Educación, y portavoz del PSOE, Pilar Alegría, para tratar de calmar los ánimos a algunos militantes descontentos.

Los barones, callados

De momento, el viento sopla a favor de Pedro Sánchez. El anuncio de la reforma, en pleno puente de la Constitución, ha favorecido lo que el presidente ha calificado en más de alguna ocasión como "ruido". En el día de la Constitución fue notable la ausencia de barones territoriales del PSOE como Javier Lambán o Emiliano García Page. Sólo se vio a la riojana Concha Andreu y al extremeño, Guillermo Fernández Vara, que se fueron antes del anuncio de Sánchez en un corrillo con la prensa.

Este miércoles, en el entorno de los presidentes autonómicos ha primado el silencio. "Está fuera, de vacaciones", se escudaban en algunos ejecutivo regionales para justificar la ausencia de valoraciones sobre la reforma de malversación que, hasta hace unos días, incomodaba en algunas baronías.

Sánchez, mitin en Barcelona

La semana de la malversación finalizará este domingo en Barcelona. Pedro Sánchez aprovechará la presentación de Jaume Collboni como candidato a la alcaldía de la Ciudad Condal, para reivindicar la gestión de la Moncloa en Cataluña. Junto al presidente del Gobierno estará el primer secretario del PSC, Salvador Illa.

Los tres incidirán en que la situación es mejor que en 2017. "Solo el PSOE tiene proyecto de país", aseguraba este martes Sánchez en una conversación informal con periodistas durante los actos de la Constitución. El presidente del Gobierno se mostraba también "razonablemente optimista", de cara al ciclo electoral de mayo y diciembre de 2023. Para las municipales, los socialistas se han marcado un objetivo: recuperar la alcaldía de Barcelona. Y a eso se dedicará Sánchez.

Temas

En España

    0
    comentarios