Menú

Los cinco retos de Sánchez en 2023: el año en el que se lo juega todo

El PSOE fiará sus expectativas electorales a la economía siempre y cuando sus pactos con ERC no ensombrezcan la precampaña.

El PSOE fiará sus expectativas electorales a la economía siempre y cuando sus pactos con ERC no ensombrezcan la precampaña.
Pedro Sánchez con Yolanda Díaz | EFE/Moncloa

Todo o nada. Pedro Sánchez se juega este 2023 el poder que el PSOE ha ido acumulando en los últimos años. La prueba de fuego será en diciembre, cuando se abran las urnas para las elecciones generales. Antes, el 28 de mayo, habrá una meta volante: será el turno de elegir a los presidentes autonómicos. El PSOE tiene el bastón de mando en nueve autonomías –Asturias, Navarra, La Rioja, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha, Extremadura, Baleares y Canarias– y comparte el Gobierno con el PRC en Cantabria.

El devenir de las autonómicas y municipales será determinante para decantar el ambiente previo a las elecciones generales. Los socialistas aspiran a mantener la mayoría de las comunidades y suplir alguna derrota con un triunfo en Barcelona. Las encuestas sonríen al PSC que podría recuperar la alcaldía de la Ciudad Condal tras doce años sin regir la segunda ciudad de España. Para conseguir el triunfo en este gran sprint electoral, Sánchez fía su año a cinco hitos.

1. La economía

El Gobierno empezará a poner el acento en la economía. Tras meses de incertidumbre, en el PSOE ya señalan que las cifras marchan mejor de lo esperado. La bajada de la inflación, pese al aumento de la subyacente, y el descenso del precio de la energía, con respecto a otros países, están mejorando la percepción de la situación.

El PSOE y el Gobierno, cuyas interconexiones comunicativas han mejorado durante este 2022, tratarán de desmentir lo que califican como "augurios catastrofistas del PP". Sánchez tiene un reto: que mejoren las cifras y los ciudadanos lo noten. Por contra, las cifras del paro o de la deuda siguen siendo peor que la del resto de socios comunitarios.

2. La malversación

En privado, algunos cargos del PSOE tienen dudas sobre la aplicación de la reforma del Código Penal, que incluía la derogación de la sedición y la reforma de la malversación. El temor extendido es que pueda haber un goteo de casos y se reduzcan las penas por corrupción a los que hayan desviado dinero pero no se hayan enriquecido. Algo que podría ceñirse a casos mediáticos como los ERE o Kitchen.

La reforma del Código Penal entró en vigor a finales de año. Varios despachos de abogados están estudiando los casos y podrían presentar en breve sus peticiones ante los juzgados. Dentro de la máxima, in dubio pro reo, cualquier beneficio se aplicará al condenado en un goteo de casos que podría recordar al de la ley del sólo sí es sí. En menos de dos meses se sabrá. Si eso sucede, podría determinar la precampaña de las municipales y autonómicas.

3. Los pactos de Podemos

Parte del devenir del PSOE no estará en sus manos. Todo está a expensas de lo que suceda en el terreno de sus socios. Los socialistas fían a las gestiones de Yolanda Díaz a que ésta pueda reagrupar a todo el espectro a la izquierda del PSOE. Sus malas relaciones, ya no ocultas, con Pablo Iglesias y con Irene Montero podrían dificultarlos.

El temor del PSOE es que Sumar, el partido de Díaz, y Podemos acaben yendo por separado y que se produzca una atomización del voto a su izquierda. En menos de cuatro años, los socialistas han pasado de preocuparse por los pactos con Podemos a seguir de cerca los pactos de Podemos para que acaben en buen puerto.

4. La crisis de Gobierno

Sánchez tendrá que remodelar su Gobierno. Será, en teoría, en marzo o en abril, para dar salida a solo dos ministras: Reyes Maroto (Industria) y Carolina Darias (Sanidad). La primera para ser cabeza del PSOE en Madrid ciudad y la segunda para ser la alcaldable en Las Palmas de Gran Canaria.

Según fuentes del Ejecutivo, no se espera ninguna remodelación más. Parte del impulso que le quiera imprimir a este año dependerá en buena medida de esa crisis de Gobierno y de las nuevas caras que entren dentro del Ejecutivo. Los cambios ya han empezado en segunda fila. El secretario de Estado de Industria, Raúl Blanco, ha sido sustituido por Pachi Blanco.

5- La Presidencia de la UE

A partir del segundo semestre del año, España asumirá la presidencia de turno de la UE. Pedro Sánchez, que ya se ha volcado más de lo habitual en su agenda internacional, tratará de proyectar su "perfil global".

El hito de la presidencia de turno de la UE será una gran cumbre con los presidentes de Iberoamérica para tratar de convertirse a una alternativa a China y a EEUU en el nuevo continente. Además, está previsto que haya cumbres sectoriales por una decena de ciudades de España y un gran evento en Granada. Todo en plena pre-campaña de las generales.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro