Menú

La sumisión de Sánchez ante Marruecos convierte a Vox en el principal partido de Ceuta

Tras haber ganado ya las elecciones generales en la ciudad autónoma, Vox se convertiría en estas autonómicas en el primer partido de Ceuta.

Tras haber ganado ya las elecciones generales en la ciudad autónoma, Vox se convertiría en estas autonómicas en el primer partido de Ceuta.
Santiago Abascal en una visita a Ceuta | EFE

Vox sería el partido más votado de Ceuta en las elecciones autonómicas de mayo, unos comicios en los que el PSOE se convertiría en la tercera fuerza política cayendo por detrás del PP.

Según los datos de un sondeo de SyM Consulting hecho público por la propia formación, el partido de Abascal lograría un 32,8% de los votos y nueve concejales de los 25 que tiene el ayuntamiento ceutí. En segundo lugar estaría el PP con un 25,3% de los votos y seis o siete ediles, mientras que el PSOE se quedaría en el 20,1% y sólo cinco.

De cumplirse este pronóstico Vox subiría 10 puntos sobre las elecciones autonómicas de 2019, mientras que tanto populares como socialistas perderían terreno: los primeros seis puntos y los segundos cinco.

Por el contrario, si tomamos como referencia las elecciones generales de noviembre de 2019 el único de los tres partidos que mejora su resultado sería el PP, que ganaría tres puntos. Vox, por su parte perdería dos y medio y el PSOE sería el que tendría un batacazo mayor: diez puntos de caída.

¿Dependerá la gobernabilidad de las fuerzas locales?

Obviamente, un pacto entre Vox y PP tendría una holgadísima mayoría absoluta en la ciudad, amén de casi un 60% del voto. Sin embargo, de no llegar a un acuerdo la gobernabilidad podría depender de las dos formaciones locales que lograrían representación: Ceuta Ya tendría un 9,3% del voto y tres concejales y el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MCYC) lograría el 7,4% y uno o dos ediles.

El primero de ellos es un partido nacido tras la disolución de una coalición anterior, Caballas, de marcada posición izquierdista; por su parte, el MDYC es muy cercano a Unidas Podemos y, de hecho, su líder Fátima Hamed Hossain, ha participado en actos con Ada Colau y Yolanda Díaz.

Tras las pasadas elecciones fue el PSOE el que apoyó al candidato del PP para impedir la entrada de Vox en el Gobierno, pero en esta ocasión la suma de ambos partidos tendría que contar también con el apoyo de al menos una de estas dos formaciones.

¿Una respuesta a Marruecos?

En cualquier caso, de cumplirse este pronóstico Vox se convertiría en el primer partido ceutí, con un tercio del electorado, mientras el PSOE se desploma. Un fenómeno doble que sólo se puede entender en el contexto de las relaciones entre España y Marruecos y el cambio que han tenido en los últimos años, con Sánchez cambiando la política exterior y entregándose a las pretensiones de la monarquía alauita en su principal reclamación territorial: el antiguo Sáhara Español.

En esta situación y con la reclamación marroquí sobre Ceuta y Melilla encima de la mesa parece que el electorado ceutí encuentra en el partido de Abascal una defensa más útil ante lo que pueda venir.

Temas

En España

    0
    comentarios