Menú
Seguimos analizando sondeos que se publican y, además, nos preguntamos por dos de las cuestiones sobre encuestas que a todo el mundo le generan dudas.

Dos preguntas que todo el mundo se hace sobre las encuestas

Seguimos analizando sondeos que se publican y, además, nos preguntamos por dos de las cuestiones sobre encuestas que a todo el mundo le generan dudas.

En nuestro análisis semanal de encuestas nos asomamos este martes a la de 40dB publicada por El País y que muestra una desviación importante sobre las que llegaron en los últimos días de 2022 y los primeros de 2023.

Aún así, la tendencia que señala el sondeo es clara: el PSOE cae con cierta fuerza y el PP sube con prácticamente la misma energía, si bien de cumplirse el pronóstico los populares no tendrían nada fácil llegar a Moncloa ya que la suma de los de Feijóo y Vox no llega ni a los 170 escaños, muy por debajo de los más de 180 en los que coincidían prácticamente todos los sondeos de hace sólo una semana.

Precisamente a partir de esta diferencia nos hacemos una de las preguntas que todo el mundo se hace cuando se habla de encuestas: ¿por qué hay tantas diferencias entre unas y otras incluso cuando se realizan en fechas muy cercanas?

Obviamente, en un mundo tan cercano a la política hay muchos intereses, pero suponiendo que hablamos sólo de las cuestiones técnicas, hay dos razones para esas diferencias: la muestra y la cocina posterior.

La segunda pregunta o crítica que todo el mundo hace cuando se habla de encuestas es que estas no sirven para nada si todavía queda mucho tiempo para las elecciones. Obviamente, a casi un año de la cita con las urnas ninguna encuesta puede ser considerada un pronóstico electoral, pero si son una herramienta de información importante, un buen termómetro de la situación política y una vara de medir, aunque obviamente no la única, de la actuación de los partidos.

Temas

0
comentarios