Menú

Las feministas que piden la dimisión de Irene Montero: "La ley de paridad no va a tapar los violadores excarcelados"

Denuncian que la ministra "ha hecho mucho daño a las mujeres" y que el entorno de Podemos pretenda convertir este 8M en "el orgullo trans".

Denuncian que la ministra "ha hecho mucho daño a las mujeres" y que el entorno de Podemos pretenda convertir este 8M en "el orgullo trans".
Ione Belarra e Irene Montero | Europa Press

Frente a las históricas manifestaciones del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las últimas convocatorias no han venido sino a confirmar la división de un movimiento feminista que comenzó a erosionarse con la llegada de Irene Montero al Ministerio de Igualdad. Prueba de ello es que, por segundo año consecutivo, la capital de España acogerá dos convocatorias totalmente distintas: la de la Comisión 8M, que pretende convertir su marcha en un acto de apoyo a la ministra, y la impulsada por el Movimiento Feminista de Madrid, quien reclama tanto la dimisión de la propia Montero como la reprobación de Pedro Sánchez por mantenerla en su puesto.

"La ley de paridad no nos va a callar, porque no va a tapar los violadores excarcelados ni el hecho de que los hombres invadan nuestros espacios. Somos mucho más consecuentes que todo eso", advierte a Libertad Digital Sonia Gómez, portavoz de la Confluencia Movimiento Feminista, que se sumará a la manifestación crítica. Al profundo malestar por el ‘sólo sí es sí’ o la polémica Ley Trans, añaden también el estrepitoso fracaso en la lucha contra la violencia de género y la sospecha de que los fondos del Pacto de Estado no se están utilizando precisamente para acabar con esta lacra.

"Sus políticas son antifeministas y por ahí no vamos a pasar, porque nosotras seguimos defendiendo los postulados del feminismo, que se basan, ni más ni menos, que en la igualdad de derechos de las mujeres", insiste Gómez, quien, además, lamenta que el entorno de Podemos haya terminado por desvirtuar el verdadero significado del 8 de marzo: "Pretenden convertir el 8M en el orgullo trans. Y hacer una fiesta con reguetón y una bandera trans no es feminismo". Es más, ni siquiera cree que España esté para "fiestitas". "Como si tuviéramos algo que celebrar cuando hay una ley que borra a las mujeres; cuando hay 59 mujeres asesinadas y cuando hasta Europa nos ha tenido que venir a dar un toque para que cambiemos la ley del ‘sólo sí es sí"’, lamenta.

Contra Sánchez y Montero

Frente a la clara alineación política de la Comisión 8M, el bloque que representan la Confluencia Movimiento Feminista y las feministas de Madrid ha dado muestras más que de sobra de su independencia, defendiendo en todo momento sus postulados caiga quien caiga. "Nos acusan de ser el feminismo del PSOE, pero aquí estamos pidiendo la reprobación de Sánchez, al que no restamos ni un ápice de responsabilidad, por supuesto, porque, aunque el Ministerio de Igualdad esté en manos de Podemos, él es el presidente del Gobierno y, de hecho, creemos que lo va a notar en las urnas", advierte Gómez.

Si algo tienen claro las feministas críticas es que la que está a punto de terminar ha sido una "legislatura perdida" para las mujeres: "Nos preguntamos qué ha hecho el Ministerio de Igualdad que nos beneficie realmente, porque puede que la ley del ‘sólo sí es sí’ tenga alguna cosa que esté bien, pero, desde luego, la excarcelación de violadores estropea cualquier otra buena intención que pudiera tener".

Así, la portavoz de la Confluencia Movimiento Feminista cree que "Irene Montero ha hecho mucho daño a las mujeres" y lamenta que lo haya hecho precisamente desde la plataforma desde la que más podía haber ayudado al feminismo. "Es un daño doble, porque las personas que no tienen posibilidad de legislar o de implementar protocolos o políticas de Igualdad no tienen la culpa de no poder hacerlo, pero cuando tú tienes un título que te da ese poder y no solo no lo haces, sino que haces lo contrario, estás haciendo muchísimo daño a las mujeres y niñas", insiste.

La polémica Ley Trans

Capítulo aparte merece la ya mencionada Ley Trans. "No es posible ser feminista y defender esta ley -sentencia Gómez-. No es posible defender que cualquier hombre autodeterminado mujer con su simple palabra pueda entrar en espacios protegidos de mujeres y niñas u ocupar cupos reservados para nosotras". En este sentido, las feministas críticas denuncian que la nueva norma vaya a permitir que violadores puedan cumplir condena en cárceles de mujeres, como ya ha sucedido en Escocia, y que lo único que valga sea la palabra del individuo.

"Es que esto solo pasa con esta ley. No hay ninguna otra en la que, en ninguna parte del mundo, la palabra de uno mismo sea suficiente. Yo puedo decir que me siento sueca y que soy rubia y de ojos azules, y no por eso el Gobierno sueco me da la nacionalidad", denuncia tratando de hacer ver lo insólito de esta polémica norma. Y a ello hay que añadir el hecho de que nadie pueda poner en duda esa palabra, ya que, de lo contrario, podría enfrentarse a multas de hasta 150.000 euros. "Todas las leyes pueden ser criticadas, pero esta no, porque, además, la multa no la pone un juez, la pone directamente el Ministerio de Igualdad, que será el que decida qué es transfobia y qué no -advierte-. No recuerdo ninguna multa de esta magnitud, sinceramente".

La lucha contra la violencia de género

Junto a estas polémicas leyes, las feministas denuncian, además, el estrepitoso fracaso de este Gobierno, y de Irene Montero en particular, a la hora de luchar contra la violencia de género. A pesar del creciente presupuesto destinado a combatir esta lacra, las víctimas no se han reducido. "Nosotras hemos pedido insistentemente auditorías para saber en qué se está gastando el dinero del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y jamás hemos recibido respuesta", denuncia Sonia Gómez.

Su crítica es la misma que hace unos meses ya realizó el Fórum Política Feminista, quien acusó a Montero de malgastar estos fondos "en catas de chocolate y en pintar bancos públicos". En esta línea, la Confluencia Movimiento Feminista recuerda que las cláusulas del mencionado pacto "incluyen una auditoria anual". Sin embargo, "no hemos tenido acceso a ninguna a través del Portal de Transparencia". El resultado, lamenta, está a la vista de todos: "Más mujeres asesinadas y más mujeres violadas".

Con todo, si algo tienen claro es que este 8M, además de todas sus proclamas abolicionistas -prostitución, vientres de alquiler y género- es más necesario que nunca volver a reclamar en las calles la dimisión de la Ministra de Igualdad. Por eso, tanto la CMF como el Movimiento Feminista de Madrid llaman a todas las mujeres críticas con las políticas del Gobierno a participar en la manifestación que partirá a las 18:30 horas de la Glorieta de Atocha, un punto de partida no exento de polémica. "La Comisión 8M ha convocado en el mismo lugar a las 19 horas, pero las únicas que tenemos el permiso de la Delegación del Gobierno, porque lo tengo yo ahora mismo en mis manos, somos nosotras", reitera Sonia Gómez.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso