Menú

Aïda Gascón, el fichaje animalista radical de Yolanda Díaz: ni toros, ni caza, ni carne

La directora de Anima Naturalis en España comparó el confinamiento durante el coronavirus con el zoo para los animales.

La directora de Anima Naturalis en España comparó el confinamiento durante el coronavirus con el zoo para los animales.
Aïda Gascón, coordinadora del área de Bienestar Animal en Sumar. | Sumar

Cazadores, ganaderos, taurinos, propietarios y criadores de animales exóticos, zoos, circos, laboratorios científicos, peleterías, tiendas de mascotas, amantes del pulpo a la gallega y en general cualquiera que disfrute degustando un chuletón: todos ellos tienen motivos para temer a Aïda Gascón, el fichaje de Yolanda Díaz para coordinar el área de protección de los animales en Sumar.

Gascón es activista por los derechos de los animales y directora ejecutiva en España de Anima Naturalis Internacional, una de las asociaciones animalistas que impulsaron la ley de Bienestar Animal de Ione Belarra, ahora desencantadas con los morados por la exclusión de los perros de caza y por no haber prohibido la tauromaquia. La memoria económica de la asociación no incluye el presupuesto anual de Anima Naturalis ni tampoco el salario que percibe Gascón como directora.

Según su perfil publicado en la web de Sumar, Gascón "se licenció en Bellas Artes y más tarde se especializó en el mundo del tercer sector, realizando un programa de Dirección y Gestión de ONGs en ESADE y un postgrado de captación de fondos (fundraising) en la Universidad de Barcelona (UB), entre otros.

Prohibir la caza y los toros

La encargada de asesorar a Yolanda Díaz en materias relacionadas con los animales fue candidata por PACMA en las elecciones autonómicas catalanas. Fuentes vinculadas a la izquierda radical afirman que Gascón fue la gran baza de Díaz para atraer a sus filas al partido animalista, una posibilidad que finalmente acabó en fracaso.

A diferencia de Podemos, que nunca se ha atrevido a proponer directamente el fin de la caza, a pesar de que gran parte de las medidas que han propuesto durante la legislatura van en esa línea, Gascón no tiene problema en pedir la abolición de la caza y calificar la actividad cinegética como "una afición cruel que solo persigue dar placer y emoción a los sádicos".

Del mismo modo, Gascón también quiere acabar con la tauromaquia en todas sus formas: corridas de toros, capeas, correbous, encierros de San Fermín en Pamplona... Su lucha incluso la ha llevado a sufrir agresiones en defensa de la causa. En 2016, los Mossos d’Esquadra detuvieron a cuatro personas que la golpearon a ella y a otra compañera por grabar un correbou en Mas de Barberans (Tarragona).

Vegana de restaurante

Gascón, coherente con sus principios animalistas, es vegana y no utiliza productos de origen animal. De igual modo, se opone al consumo de carne, se manifiesta contra la granja de pulpos que Pescanova quiere abrir en Canarias y lucha contra la industria cárnica y la ganadería en España. No oculta su satisfacción cuando el sector sufre y anima a los ganaderos a cambiar de negocio, aunque el motivo sea la apertura de una macrogranja de cerdos en China.

Aunque es vegana, eso no significa que no disfrute de la comida. A través de las redes sociales, en las que es muy activa, Gascón comparte sus viajes y sus experiencias gastronómicas en restaurantes veganos como el Street and Soul de Toledo donde se pueden degustar unas croquetas de carne vegetal por 9,50 euros o unas albóndigas de pescado vegetal con ragú de tomate por 14,50 euros.

Coronavirus y experimentos con animales

Los zoos, los circos y los laboratorios que experimentan con animales están también en el punto de mira de Gascón, que el pasado 15 de marzo de 2020 comparó el confinamiento de los españoles en sus hogares con el sufrimiento de los animales en cautividad. Aquel día murieron en España unas 290 personas por coronavirus.

También en plena pandemia de coronavirus, Gascón se opuso a que se probaran las vacunas con animales e incluso felicitó a Moderna por haber inoculado su fármaco en humanos voluntarios "usando métodos previos sin animales". Esta información, para desgracia de Gascón, es absolutamente falsa. La vacuna de Moderna fue probada en primates no humanos y en ratones, según anunció la propia farmacéutica.

A pesar de que el objetivo de Anima Naturalis, en línea con el lobby animalista europeo Eurogroup for Animals, sea el fin de la experimentación con animales, el consenso científico coincide en que por el momento es imposible por motivos de seguridad. Para garantizar el máximo bienestar de los animales destinados a la investigación científica, la UE promueve la aplicación del principio de las tres ‘R’: Reducir la cantidad de animales usados; refinar los métodos empleados para mejorar el bienestar animal; y por último, reemplazar los animales por cultivos celulares o simulaciones informáticas.

Temas

En España

    0
    comentarios