Menú

Puigdemont fija condiciones: exige la amnistía inmediata y negociar también la autodeterminación

El prófugo quiere que se cree un "mecanismo de verificación" para sentarse a negociar con Sánchez.

El prófugo quiere que se cree un "mecanismo de verificación" para sentarse a negociar con Sánchez.

El expresidente de la Generalidad prófugo en Bélgica, Carles Puigdemont, ha dado cuenta de las condiciones de Junts per Catalunya (JxCat) en una conferencia pronunciada en un hotel de Bruselas. Puigdemont ha dejado claro que todavía no ha comenzado la negociación y ha sembrado dudas sobre la viabilidad de un acuerdo con los grandes partidos españoles.

El prófugo exige sólo para sentarse a negociar que decaiga la directiva europea que fija el separatismo catalán como el problema de seguridad más grave de España después del terrorismo islamista. Según su tesis, eso da pie al Gobierno para que espíe a los independentistas, infiltre movimientos, cree pruebas falsas y criminalice el independentismo. La segunda condición es "el abandono completo y efectivo de la vía judicial contra el independentismo. El 1-O no fue delito, como tampoco lo fue la declaración de independencia y las protestas masivas contra la sentencia del Tribunal Supremo. Eso está al alcance del parlamento español si aborda una ley de amnistía y también es responsabilidad del Gobierno en funciones a través de la fiscalía y la abogacía del Estado", ha manifestado.

La tesis de Puigdemont es que el Congreso de los Diputados debe ponerse ya a tramitar una ley de amnistía. Para negociar la investidura de Sánchez, el prófugo quiere tener atada ya la impunidad absoluta para él y todos los encausados por el 1-O y por los actos violentos en las protestas independentistas.

En tercer lugar, Puigdemont quiere que se cree un "mecanismo de verificación que aporte garantías de cumplimiento de los acuerdos. La total falta de confianza entre las partes hace que este mecanismo sea imprescindible y tenga que operar desde el inicio de las negociaciones. Sería una irresponsabilidad negociar sin este mecanismo".

El "examen" en la UE del día 19

Dentro de ese apartado ha incluido el cumplimiento del acuerdo sobre el catalán como lengua oficial en la Unión Europea y la fecha del 19 de septiembre, en la que se votará en el Consejo de la UE la propuesta del Gobierno de Sánchez. "Si España quiere, España puede", ha advertido Puigdemont en relación a las voces europeas contrarias a la introducción de las lenguas cooficiales en España como lenguas oficiales en Europa.

La última condición es "fijar como únicos límites los acuerdos y tratados internacionales sobre derechos humanos y libertades de los pueblos", una vaga alusión a la autodeterminación que más tarde ha ampliado en estos términos: "Con la amnistía no se resuelve el problema. Lo determinante es el reconocimiento de la autodeterminación, decisión que ya adoptó el 1-O. Solo un referéndum acordado puede sustituir el mandato del 1-O. No existen impedimentos constitucionales. El artículo 92 de la Constitución permitiría que los catalanes podamos votar. En democracia no hay mecanismo mejor que poner en manos de los ciudadanos las decisiones de gran trascendencia".

Pesimismo de JxCat

En su intervención, el prófugo ha mostrado cierto pesimismo sobre la voluntad de los dos grandes partidos españoles para negociar y ha advertido que si se alcanza un pacto, debe ser "histórico" y resolver las cuestiones pendientes que existen, a su juicio, entre Cataluña y España desde la Guerra de Sucesión de 1714. Además, Puigdemont exige que se reconozca el carácter nacional de Cataluña.

El expresidente catalán también ha instado al PSOE y al PP a reconocer "los elementos del conflicto", que son, dijo, la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 que recortó el Estatuto de autonomía catalán, la "criminalización del 1-O", el "incumplimiento de los acuerdos económicos" y haber facilitado la huida de empresas de Cataluña tras el golpe de Estado y la "aplicación salvaje del artículo 155 de la Constitución" y la condición nacional de Cataluña.

"Cataluña es una nación"

A ese respecto, Puigdemont ha declarado que "Cataluña es una nación, el hecho más relevante que explica el conflicto. Es una vieja nación europea que ha sido atacada por España desde 1714. La independencia es la única manera para seguir siendo nación. ¿Existe un camino alternativo? Todas las evidencias demuestran que no, pero corresponde a los responsables políticos españoles hacer una oferta".

Ataques a España

Dadas las condiciones para negociar, Puigdemont ha explicado que "no hemos aguantado todos estos años (en alusión a su fuga) para salvar ahora una legislatura" y que "España tiene un dilema complejo, o repite elecciones o pacta con un partido que no renuncia a la unilateralidad y mantiene la legitimidad del 1-O". El dirigente de Junts también se ha explayado en sus ataques a España, de la que ha dicho que vive en permanente situación de bloqueo y en la que "el pacto es un recurso inhabitual". Además, ha recordado el pacto entre el PSC y el PP para arrebatar la alcaldía de Barcelona a su candidato, Xavier Trias, y que en su partido están preparados tanto para negociar como para repetir elecciones.

En cuanto a las exigencias económicas, ha destacado el supuesto déficit fiscal, el mal funcionamiento de la red ferroviaria en Cataluña, que la Generalidad no dispone de competencias para gestionar la inmigración a pesar de ser el territorio con más tasa, que el Gobierno no ejecuta nunca los presupuestos aprobados para Cataluña y la falta crónica de inversiones. Y es ahí donde ha fijado la necesidad de un referéndum de autodeterminación para resolver los problemas sociales de la comunidad.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro