Menú

Qué significa el pin de sandía que llevan Yolanda Díaz y otros diputados de izquierdas

Sumar ha recurrido a esta fruta, cuya simbolismo se remonta a la Guerra de los Seis Días de 1967. Irene Montero y Ione Belarra han optado por otra vía

Sumar ha recurrido a esta fruta, cuya simbolismo se remonta a la Guerra de los Seis Días de 1967. Irene Montero y Ione Belarra han optado por otra vía
Yolanda Díaz y Marta Lois, luciendo sus pins en las puertas del Congreso | Europa Press

Como era de esperar, la guerra entre Hamás e Israel ha estado muy presente en la primera sesión del debate de investidura de Pedro Sánchez. No solo por las duras acusaciones que el candidato ha vertido contra un Estado que se enfrenta a una organización terrorista, sino también por los símbolos que los diputados de izquierdas han utilizado para mostrar su apoyo a Palestina.

Además de los habituales pañuelos, ha llamado la atención el pin con forma de sandía que han lucido la mayoría de los representantes de Sumar: la propia Yolanda Díaz, su mano derecha en el Congreso, Marta Lois, el que fuera embajador en la ONU, Agustín Santos Maraver, y las portavoces adjuntas, Aina Vidal y Águeda Micó. "Las diputadas y diputados de Sumar llevan hoy el símbolo de la sandía en solidaridad con el pueblo palestino. Esta investidura también va de poner fin a la barbarie", ha escrito Sumar en sus redes sociales.

Fuentes de Izquierda Unida han explicado que la iniciativa había partido precisamente de esta formación, que se había encargado de repartir las insignias de esta fruta, que comparte sus colores con la bandera de Palestina, entre todos los diputados de Sumar y algunos de otros grupos. Entre ellos, el diputado de Més por Mallorca, Vicenç Vidal, y el de la Chunta Aragonesista, Jorge Pueyo. Las dirigentes de Podemos, Ione Belarra e Irene Montero, han optado, sin embargo, por desmarcarse de esta tendencia y se han limitado a mostrar sendos pañuelos palestinos.

Un símbolo desde 1967

El uso del símbolo de la sandía se remonta a la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando se prohibió ondear la bandera de Palestina. Dado que esta fruta tiene los mismos colores (rojo, negro, blanco y verde), los palestinos optaron por alzar rodajas de esta fruta en lugar de la que consideraban su enseña. Desde entonces, la iniciativa se fue popularizando hasta llegar a nuestros días.

Actualmente, la legislación israelí no prohíbe las banderas palestinas, pero la policía y los soldados tienen derecho a retirarlas cuando consideran que existe una amenaza para el orden público, al utilizarse como apoyo a los terroristas de Hamás. Precisamente por eso, son muchos los que optan por recurrir a esta fruta. De hecho, tras el brutal ataque perpetrado por contra Israel el pasado 7 de octubre, su uso se ha extendido en las redes sociales.

Podemos se desmarca

En su afán por distinguirse de Sumar, Belarra y Montero han preferido seguir limitándose a mostrar una 'kufiya' o pañuelo palestino, una prenda que la ministra de Derechos Sociales en funciones ya ha lucido en otros actos, como en el desfile del Día de la Hispanidad.

En esta ocasión, Pablo Iglesias se ha encargado de inmortalizar y difundir la imagen en redes sociales, en un día en el que el que fuera líder de la formación morada ha dado por hecha la ruptura entre Podemos y Sumar, tras constatar que los suyos no estarán presentes en el próximo Gobierno.

Temas

En España

    0
    comentarios