Menú

El Rey defiende ante Sánchez la Transición y el Estado de Derecho para "legar una España sólida y unida"

El Rey reivindica la Constitución del 78 como la "mejor expresión fruto del entendimiento" entre españoles.

El Rey reivindica la Constitución del 78 como la "mejor expresión fruto del entendimiento" entre españoles.

El Rey ha inaugurado de manera solemne la XV Legislatura española. En el mismo hemiciclo donde Sánchez levantó hace 14 días "un muro" frente a la derecha y defendió la amnistía para el prófugo Puigdemont, Don Felipe ha reivindicado el entendimiento entre las distintas fuerzas políticas así como la "igualdad" de todos los españoles.

Su Majestad el Rey ha sorprendido pronunciando un discurso cargado de simbolismo y repleto de mensajes en un momento especialmente difícil para España ante la amenaza de los separatistas, a los que ha prometido dar satisfacción el Gobierno de Pedro Sánchez.

El monarca ha reivindicado, en primer lugar, el papel de la Corona y su garantía de continuidad a través de su heredera, la Princesa de Asturias, a la que la presidenta de las Cortes, Francina Armengol, evitó reconocer como tal cuando Doña Leonor juró la Constitución el pasado mes de octubre. Después, ha centrado su discurso en reivindicar la Transición y la Constitución del 78, que ha nombrado al menos media docena de veces durante su intervención.

"Nuestra obligación, la obligación de todas las instituciones, es legar a los españoles más jóvenes una España sólida y unida, sin divisiones ni enfrentamientos", ha dicho frente a Pedro Sánchez, que ha pactado con Junts y ERC medidas consideradas inconstitucionales por todos los estamentos judiciales, al recoger una amnistía y la convocatoria de un referéndum de independencia.

El Rey ha apelado en varios momentos al diálogo, la convivencia y la pluralidad política, después de que el presidente del Gobierno defendiera la necesidad de construir "un muro", para dividir a la mitad de los españoles, durante su discurso de investidura.

"Cada generación (…) tiene el deber moral de proteger y conservar lo alcanzado y la responsabilidad de entregarlo a las generaciones que la sucedan". En varias ocasiones ha apelado a esa necesidad, defendiendo de forma reiterada el "pacto entre españoles" que se produjo en 1978 y que ha construido la España de los últimos 45 años.

El PP no aplaude a Armengol

El discurso de la presidenta del Congreso, Francina Armengol, ha estado trufado de los eufemismos que Sánchez utiliza para defender su alianza con Puigdemont como "diálogo y concordia" o "escucha y persuasión". También ha metido una cuña para defender "la España real formada por gentes y pueblos distintos" y ha pedido "avanzar" en "la diversidad".

Aunque su discurso ha tenido algo más altura y ha estado más elaborado que el de la jura de la Princesa, no han faltado referencias a la "violencia machista y vicaria", al "cambio climático" o a la "justa redistribución de la riqueza". Su discurso ha sido contestado por la bancada del PP y Vox que se han negado a aplaudir.

En España

    0
    comentarios