Menú

El youtuber Inocente Duke estrena el documental con cámara oculta que relata su cambio de sexo gracias a la Ley Trans

En su afán por demostrar "la locura de esta ley", muestra qué pasa cuando acude con su nuevo DNI a un gimnasio femenino o a pedir ayudas para mujeres.

En su afán por demostrar "la locura de esta ley", muestra qué pasa cuando acude con su nuevo DNI a un gimnasio femenino o a pedir ayudas para mujeres.
Inocente Duke estrena el documental que muestra su cambio de sexo registral y sus consecuencias | ID

Tal y como adelantó en la entrevista que hace unos meses concedió a Libertad Digital, el youtuber conocido como Inocente Duke acaba de empezar a emitir en su canal el documental con el que pretende dejar constancia de lo fácil que es cambiar de sexo gracias a la Ley Trans, así como de las consecuencias que esta polémica norma puede tener y que, de hecho, ya está teniendo.

A través de los 11 o 12 capítulos que tendrá la serie, Vida Rodríguez –el nombre de mujer que desde el pasado mes de noviembre consta en su DNI—, muestra con la ayuda de una cámara oculta su paso por el Registro, la Policía y hasta un notario. También deja constancia de su visita, ya tras el cambio de sexo, al Instituto de la Mujer, varias asociaciones feministas y LGTBI subvencionadas por el Estado e incluso un gimnasio sólo para las féminas.

"Lo que pretendo es demostrar la locura de esta ley, que rompe la estabilidad de la sociedad y además no ayuda a las personas para las que la han hecho", asegura Inocente Duke, que insiste en que lo que le gustaría es que, gracias a esta serie, "la gente vea el problema, sea consciente de la locura y pidan que se derogue".

Su idea inicial pasaba por hacer un documental que pudiera verse en alguna plataforma o incluso en el cine. Sin embargo, no ha encontrado la financiación necesaria para ello. "Creo que no la he encontrado porque es más fácil quejarse que actuar", lamenta el youtuber, que finalmente ha optado por editar él mismo el material acumulado en los últimos meses e ir publicándolo poco a poco en su canal de Youtube.

Así surgió el documental

El proyecto surgió hace exactamente dos años tras entrevistar a Yobana Carril, una conocida abogada de hombres que lucha por la igualdad de todos ante la Ley. La fundadora de Celtius Abogados le descubrió la gran cantidad de ventajas -hasta 496, según recoge un famoso portal de Internet- que los hombres que se cambiaban de sexo podrían tener por el simple hecho de convertirse legalmente en mujeres, y se preguntó qué pasaría si, en masa, todos ellos acudían a pedir ayudas pensadas sólo para las féminas o empezaban a ocupar los espacios reservados solo para ellas.

"Mira que lo hago yo y lo grabo, ¿eh? —le espetó entonces Inocente Duke— ¿Si me meto en un jardín me defiendes?". La respuesta de la abogada fue todo un aliciente: "Gratis". Dicho y hecho. Javier Rodríguez —como se llamaba por aquel entonces— se puso manos a la obra. Inició los trámites amparado por la ley de la Comunidad de Madrid, pero en mitad del proceso llegó la Ley Trans, lo que le otorga garantías en todo el territorio nacional.

Los primeros capítulos

La explicación de todos los trámites necesarios en uno y otro caso es precisamente el inicio de esta serie documental, que comienza con Inocente Duke simulando haber sido detenido y declarando ante el juez. A él le explica que utilizó la cámara oculta "para demostrar que vivimos en una sociedad de locos" y que así se sintió la primera vez que leyó la llamada ley Cifuentes —una norma que acaba de ser reformada por Isabel Díaz Ayuso y que, a pesar del nombre con el que fue bautizada, no fue apoyada por el PP—, así como la polémica Ley Trans de Irene Montero.

A partir de ahí, el youtuber se embarca en la parte más jugosa del documental: la que demuestra qué es lo que pasa cuando acude a reclamar sus derechos como mujer tanto en organismos públicos como en clubes privados. Para empezar, descubre que el Ministerio de Igualdad "no está abierto al público" y que, por tanto, nadie puede acudir allí a pedir información. Tampoco el Instituto de las Mujeres, donde únicamente atienden de forma telefónica.

La buena noticia es que, tras haberse cambiado de sexo, Inocente Duke comprueba que puede beneficiarse, entre otras cosas, de un programa de apoyo empresarial a mujeres que se desarrolla en colaboración con las cámaras de comercio y que le permitirá solicitar un crédito de hasta 30.000 euros sin necesidad de avales. Dependiendo de la comunidad en la que viva o de si habita en un entorno rural, también podrá recibir muchas más ayudas, le explica la operadora.

Los primeros problemas

En los capítulos 4 y 5, el youtuber acude con su DNI ya como mujer a un gimnasio mixto, en el que exige utilizar el vestuario femenino, y a otro exclusivo para mujeres, donde, al intentar inscribirse, descubre que ya han tenido problemas con este asunto y le advierten —con un gran respeto y educación, eso sí— de que tendrán que consultar su caso con sus abogados.

"A las dos semanas de aprobarse la Ley Trans de Irene Montero llegó un guarro que se había enterado de esta ley, se hizo un DNI falso y dijo ‘me voy a meter aquí a ver qué pasa’, lo que me hace pensar que han tenido más casos en otros gimnasios", alerta. "La buena noticia para ese guarro y para otros guarros que haya por ahí —ironiza— es que podrán ir ellos mismos a cambiarse en el Registro y tendrán un DNI auténtico, y al gimnasio no les quedará otra que aceptarles".

En el último capítulo de cuantos se han emitido hasta el momento, Vida Rodríguez -que mantiene su aspecto masculino- visita una asociación feminista que dice defender a "todas las mujeres". A pesar de su lema, el rechazo a Irene Montero, a la Ley Trans y a que alguien con su aspecto acuda a buscar información es más que evidente. "Obviamente tú no eres una mujer", le dicen desde esta organización con más de tres décadas de trayectoria, antes de arrancarse con una batería de argumentos demoledores: "Yo me puedo sentir un perro y no soy un perro".

Próximamente, los seguidores de Inocente Duke podrán ver qué sucede cuando acude a otra asociación feminista progresista y a una asociación LGTBI. También comprobarán qué le dicen finalmente tanto el gimnasio solo para mujeres, como en el mixto en el que exigió utilizar el vestuario femenino.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso