Menú

Zapatero pide proclamar que "estamos en el mejor momento de España" para evitar "un momento de debilidad" en el PSOE

Zapatero inaugura la convención del PSOE proclamándose defensor de la "amnistía" y elogiando a Santos Cerdán.

Zapatero inaugura la convención del PSOE proclamándose defensor de la "amnistía" y elogiando a Santos Cerdán.
Zapatero inaugurando la convención del PSOE | EFE

"Yo sí estoy contento en un acto del PSOE", afirmó el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para romper el hielo. No hizo falta más para que a todo le mundo se le viniese a la mente al otro ex jefe del Ejecutivo socialista, Felipe González, y el auditorio formado por delegados y altos cargos del PSOE prorrumpiera en una ovación.

El que fuera inquilino de la Moncloa entre 2004 y 2011 iba a protagonizar un diálogo sobre Europa y acabó siendo, ante una anonadada moderadora, un enardecido mitin para reivindicar "que estamos en el mejor momento de España". Unas frases que, tras las últimas semanas malditas con las relaciones del PSOE con Junts, sonaban casi a utopía. Zapatero alertaba que, si no cala ese mensaje, "nuestro partido tendrá un momento de debilidad" por eso pide "reconocerlo" y defenderlo "con plena convicción".

Los motivos para defender que estamos "en la mejor España" son variados. Van desde la consabida doctrina feminista, pasando por los derechos o "los beneficios récord" que "van a tener muchas empresas que tanto se quejan". También mencionaba a Cataluña. Para Zapatero, reconvertido en un coach motivacional del militante de base, "España no se rompe" sino que vamos camino "de recuperar".

Incluso tenía elogios para el secretario de organización, Santos Cerdán, principal artífice del pacto con Carles Puigdemont. El expresidente aseguraba que el número 3 de Ferraz "trabaja por trabajar" pero que "no quiere medallas" y, como no, también hablaba de la amnistía de la que es un "firme defensor" porque "cree en la democracia de la generosidad, la convivencia y volver a empezar".

Apenas se habla de amnistía

La palabra amnistía es una de las grandes ausentes de esta convención que el PSOE celebra en La Coruña y con la que pretende actualizar su ideario de cara a las europeas. En el documento que saldrá de la ciudad de cristal hay que recorrer más de 70 páginas hasta empezar a ver una defensa de la medida que definen como "plenamente constitucional" y que acusa a la derecha de "tratar de demonizar e instrumentalizar".

Tampoco en el discurso de inauguración de Santos Cerdán había menciones a la amnistía o a su última reunión con el secretario general de Junts, Jordi Turull. En cambio, era sencillo encontrar reproches rayando la descalificación contra Alberto Nuñez Feijóo del que asegura que vino para "tapar la corrupción del PP" y que "tienen una incapacidad manifiesta para el diálogo, el derecho a la diferencia y para reconocer la democracia".

El humor de Zapatero

Frente a esa derecha, unida siempre a la "ultraderecha", los socialistas se venden como paladines de la democracia. "Cuanto más fuerte es el PSOE, más fuerte es la democracia en España", aseguraba Zapatero que presumía que el suyo es "el partido que mejor acepta los resultados en las elecciones".

En un tono más de monólogo que de mitin, el expresidente provocaba las risas del público al asegurar que Feijóo "convoca manifestaciones cada dos por tres porque tiene miedo que se la convoquen como a Casado en Génova, contra él" o ironizaba con el "campamento base" que los Populares, a su juicio, quieren instalar en el Senado.

Límites a la riqueza

Más ideológico se mostraba a la hora de atacar en varias ocasiones al presidente argentino, Javier Milei, del que dice que su gestión es un "sálvese quien pueda" y aseguraba que "algún día habrá que poner límites a la riqueza" para reivindicar "desigualdades desorbitantes, lacerantes". Un argumento que levantaba las ovaciones. No en vano, uno de los stands a la entrada pedía "tax the rich"

Temas

En España

    0
    comentarios