Menú

Vox se revuelve contra el 'voto util' del PP en Galicia: "Sólo disputamos escaño al BNG"

Los de Abascal tienen esperanzas de lograr representación por La Coruña o Pontevedra.

Los de Abascal tienen esperanzas de lograr representación por La Coruña o Pontevedra.
El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el candidato del partido a la presidencia de la Xunta, Álvaro Díaz-Mella, en Pontevedra. | EFE

Vox concurre a las elecciones gallegas consciente de la dificultad que entraña poder conseguir representación. Sin candidato mediático, y en un territorio dominado por el PP, la batalla parece perdida de antemano. Sin embargo, la cúpula confía en poder rememorar viejas hazañas y tumbar las predicciones que les dejan fuera del Parlamento gallego entrando con un escaño por Pontevedra, provincia por la que concurre el aspirante a la Xunta, Álvaro Díaz-Mella, o por La Coruña.

Para lograrlo, el primer paso de su estrategia será anular el llamado ‘voto útil’, al que apelan los de Alfonso Rueda cuando sostienen que apoyar a otro partido que no sea el PP puede hacerles perder la mayoría absoluta. En paralelo, Alberto Núñez Feijóo insiste en lanzar la idea de que Vox no debería concurrir a los comicios, señalándoles de manera anticipada como posibles culpables si acaba gobernando la izquierda.

"Nuestras encuestas nos dicen que disputamos el último escaño al BNG, no sirve el argumento del PP", trasladan fuentes del partido de cara a la contienda que se librará en Galicia el próximo 18 de febrero. Hablan incluso de poder arrebatárselo a Sumar por el reparto de los conocidos "restos", es decir, los últimos diputados en reparto de cada provincia.

Sin embargo, fueron precisamente estos diputados los que permitieron al PP en las últimas elecciones autonómicas tener una holgada mayoría absoluta que, ahora, podría no ser tan abultada. En caso de que no superen los 38 escaños, en Vox ya se preparan para señalar a los de Feijóo como únicos responsables por su gestión política, recordando que en Andalucía el PP logró la absoluta incluso con los de Abascal subiendo.

El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, reclamó ayer al PP "no repetir la estrategia fallida del 23-J" de señalar a su posible aliado como el enemigo a batir. Precisamente, basándose en esa experiencia, el PP intenta movilizar a los suyos evitando que se confíen y alertando de que todos los votos cuentan, incluidos los que puedan ir a Vox. "El voto útil en Galicia, es votar a Vox", remató Garriga para criticar la estrategia de los populares.

La cita en las urnas tiene lugar en uno de los momentos más difíciles para la relación entre PP y Vox, cuya interlocución se acota a los gobiernos autonómicos. A nivel nacional, Abascal dio por rota las relaciones con Génova, a la que señala como "balón de oxígeno" de Pedro Sánchez por pactar con el PSOE comisiones parlamentarias o la reforma del artículo 49 de la Constitución.

Temas

En España

    0
    comentarios