Menú

Feministas clásicas y socialistas piden la retirada de "Zorra" de Eurovisión y cargan contra Sánchez por defenderla

Elena Valenciano publica un duro tuit con el hastag #NoTieneGracia y distintos colectivos le acusan de "banalizar la violencia contra las mujeres".

Elena Valenciano publica un duro tuit con el hastag #NoTieneGracia y distintos colectivos le acusan de "banalizar la violencia contra las mujeres".
EFE

Por si la canción elegida para representar a Eurovisión no hubiera generado suficiente polémica por sí misma, este lunes el presidente del Gobierno echaba más leña al fuego al asegurar que "Zorra" demuestra que el "feminismo es justo y divertido", unas declaraciones que han indignado a buena parte de las feministas, que acusan a RTVE y al propio Pedro Sánchez de "banalizar la violencia contra las mujeres y niñas" y piden su retirada.

"Reclamamos al Gobierno que se abstenga de frivolizar sobre una expresión que es usada frecuentemente por los maltratadores cuando golpean a sus víctimas", reza el comunicado remitido por la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres. "Manifestamos nuestra rotunda queja y solicitamos la retirada de la canción elegida para la representación de nuestro país a través de nuestra televisión pública en Eurovisión", añade el Movimiento Feminista de Madrid, que considera que "la composición insulta de forma machista a las mujeres".

Las críticas se han extendido incluso entre las feministas socialistas. "A mi no me gusta que me llamen ‘zorra’, ni que se lo llamen a mi hija. Ni siquiera en broma. Para vindicar nuestra libertad no necesitamos acudir a la violencia verbal", ha escrito en su cuenta de X (antes Twitter) la presidenta de la Fundación Mujeres, Elena Valenciano. La que fuera vicesecretaria general del PSOE con Rubalcaba ha utilizado, además, el hastag #NoTieneGracia, un mensaje que bien podía ir dirigido al presidente.

"La exaltación del sexismo, la misoginia, y la banalizacion de la violencia representarä a España. Este es el panorama -ha añadido la también socialista Ángeles Álvarez-. No es cultura, es el ensalzamiento del machismo más zafio. Veréis a vuestras hijas reivindicándose ‘zorras’". Ambos mensajes resumen el sentir del feminismo clásico, que en las últimas horas se ha movilizado en redes sociales para pedir que la canción de Nebulossa no representa finalmente a España en Eurovisión.

Su impacto más allá de Eurovisión

"Queremos dirigirnos al Gobierno de España y de forma particular al Ministerio de igualdad y al Ministerio de Educación para preguntarles si son conscientes de cómo afectará a las niñas (en centros de educación primaria y secundaria) que los chicos las insulten utilizando una canción avalada por un organismo estatal como es RTVE. Y, en las últimas horas, por el presidente del Gobierno y la ministra de Igualdad -reza el escrito hecho público por la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres-. Así mismo, preguntamos a la Delegación del Gobierno Contra la Violencia si a partir de ahora la palabra ‘zorra’, que tan frecuentemente utilizan los agresores sexuales, acosadores y maltratadores, queda excluida del catálogo de expresiones vejatorias".

En esta línea, las feministas de Madrid insisten en que el uso "denigrante" de la palabra zorra "es bien conocido en una lengua con casi 500 millones de hablantes", como es el español. "Argumentar que con esta canción lo que se intenta es resignificar el término como empoderamiento de la mujer es insultar nuestra inteligencia -denuncian-. En primer lugar, porque la machacona repetición invalida la pretensión. El resultado va a ser la valorización social de la injuria, no un cambio de significado. En segundo lugar, porque asumirse como zorra y normalizar un agravio no empodera a ninguna mujer. Por el contrario, allana el camino a que las adolescentes asuman la mirada machista sobre ellas mismas y proporciona una coartada a los comportamientos machistas".

Con todo, las feministas llaman a reflexionar si de verdad queremos que las niñas "crezcan asumiendo que llamarse o ser llamadas zorra las empodera", al tiempo que advierte del peligroso precedente que esta canción, avalada por el Gobierno y la televisión pública, puede generar: "Difícilmente podremos reconvenir a los escolares cuando insulten a sus compañeras si les estamos asegurando que a ellas les gusta y que esto es ‘feminismo’".

Temas

En España

    0
    comentarios