Menú

Vox falla en su objetivo y se queda muy lejos de obtener representación en Galicia

El partido apenas mejora unas décimas el dato de 2020 tras una campaña centrada en atacar al PP.

El partido apenas mejora unas décimas el dato de 2020 tras una campaña centrada en atacar al PP.

Vox se ha quedado muy lejos de romper la maldición que arrastra desde su nacimiento al quedarse, de nuevo, fuera del Parlamento de Galicia. Se trata de la única comunidad en la que siguen sin tener representación ante la aplastante hegemonía del PP, que logra retener la mayoría absoluta con 40 escaños, dos más de los necesarios.

El partido de Abascal mejora dos décimas su dato de las autonómicas de hace cuatro años al sumar un 2,2% de apoyos y algo más de 32.000 votos, 5.000 más que en 2020, con una participación del 67%, casi 20 puntos superior a la de hace cuatro años.

Consiguen, al menos, quedar por delante de Sumar, que no llega ni al 2% de apoyos. Sin embargo, los de Abascal contemplan cómo una fuerza regionalista de nueva creación, Democracia Ourensana, es la que finalmente consigue irrumpir en el Parlamento gallego con un escaño.

Aunque las elecciones autonómicas no operan como unas generales, la cercanía con el 23-J hace inevitable la comparativa. Teniendo en cuenta ese dato, Vox ha perdido dos puntos y más de la mitad de sus votos, cuando logró 77.000 papeletas, que ya eran 30.000 menos que en las generales de 2019.

Santiago Abascal asumió todo el protagonismo de una campaña a la que otorgaron un marcado carácter nacional entrando en permanente confrontación con Alberto Núñez Feijóo, al que equipararon con el PSOE o el BNG para intentar arrebatarle votos y romper su mayoría absoluta. Un objetivo que, a la vista de los resultados, era una auténtica quimera.

En comparecencia en la sede nacional de Vox sin preguntas, el líder del partido ha incidido en la misma idea, cuando ha acusado al PP de ser un "estafador" por, supuestamente, aplicar en Galicia las mismas políticas lingüísticas que los separatistas o que la izquierda, llegando decir que los resultados "no son buenos para Vox ni tampoco para España". "No estamos para felicitarnos ni para felicitar a nadie", ha dicho, evitando felicitar a Rueda por su victoria.

Para zanjar futuros debates, ha advertido de que Vox volverá a presentarse en las elecciones de 2028, después de calificar de "heroicos" a los votantes de su partido por "haber padecido la mayor campaña de acoso contra ellos" y "haber sido atacados brutalmente". Abascal ha sacado pecho de que su partido "avanza en porcentaje y votos" y de haber superado a Sumar y Podemos juntos.

Temas

En España

    0
    comentarios