Menú

Sánchez vuelve a Marruecos con la incógnita de si se reunirá con Mohamed VI tras su último plantón

Hace justo un año, el presidente del Gobierno fue plantado por el Rey alauita, que no se encontraba en el país.

Hace justo un año, el presidente del Gobierno fue plantado por el Rey alauita, que no se encontraba en el país.
Pedro Sanchez en Marruecos. | EFE

Pedro Sánchez volverá este miércoles a Marruecos de visita oficial. El presidente del Gobierno estuvo este verano, tras las elecciones generales, visitando el país junto con su familia en una visita extraoficial. Hay que retrotraerse a hace un año, el 2 de febrero de 2023, para encontrar su último viaje como jefe del Ejecutivo al reino alauita dentro de la XII Reunión de Alto Nivel entre los dos países.

Una cumbre accidentada que se saldó con el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, tratando de justificar el plante de Mohamed VI porque estaba en su palacio de Gabón. El monarca canceló su agenda a sólo unas horas de su reunión con el presidente del Gobierno español.

En esta ocasión, para evitar incidentes, Moncloa ha evitado confirmar la agenda oficial de Sánchez en Marruecos y si habrá reunión con Mohamed VI. La visita de Sánchez es la primera de esta legislatura a Marruecos pero no es la primera visita oficial de esta legislatura, que inauguró yéndose a Ucrania.

Una relación de altibajos

La pasada legislatura estuvo llena de altibajos con Marruecos. Todavía queda por aclarar quién espió el móvil del presidente del Gobierno y qué información se le extrajo. Si es cierto que el reino alauita utilizó el software israelí, como apuntan algunas informaciones, y si este hackeo está relacionado con el volantazo en el Sáhara.

Un cambio que Sánchez decidió de manera unilateral en 2022 mediante una carta al Rey Mohamed VI y que el mismo monarca se encargó de filtrar a la prensa marroquí. Tras el volantazo en política exterior, Marruecos empezó a actuar con contundencia contra la inmigración ilegal. Atrás quedaron incidentes como el sucedido en 2021 en Ceuta, cuando las autoridades alauitas permitieron el asalto masivo con más de 12.000 menores.

Tras el giro con Marruecos, la policía marroquí empezó a actuar con más contundencia en la valla de Melilla. En verano de 2022, una carga de la policía alauita se saldó con 37 subsaharianos muertos. Las ONG elevan el número de desaparecidos a 76. Ni Marruecos ni España quisieron aclarar su implicación. En el otro frente, el de Canarias, Marruecos siguió actuando con cierta permisividad, permitiendo que decenas de cayucos sigan llegando al archipiélago.

Temas

En España

    0
    comentarios