Menú

El PP espera dar la puntilla a Vox en las europeas aprovechando el 'efecto Galicia'

Los de Abascal se revuelven advirtiendo que su partido "está más vivo que nunca".

Los de Abascal se revuelven advirtiendo que su partido "está más vivo que nunca".
El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, celebra la reelección del presidente del Partido Popular de Galicia, Alfonso Rueda. | EFE

La mayoría absoluta del PP en Galicia, unido al hundimiento de la izquierda y los malos resultados de Vox, han dado alas a Alberto Núñez Feijóo para poder decir que esa es la "receta" para acabar con Pedro Sánchez. "Los españoles ya saben que si concentran el voto en el PP frenaremos al independentismo y mandaremos a la irrelevancia más absoluta al sanchismo", ha defendido, marcando la línea a seguir en el futuro.

Unas palabras que han retumbado en Vox, donde preocupa que el efecto Galicia pueda extenderse a más lugares, y las voces que piden una reunificación de la derecha, como la de Jaime Mayor Oreja, acaben teniendo eco. De ahí se explica el malestar que evidenció Santiago Abascal la noche electoral cuando declaró que "el resultado en Galicia es malo para España".

El partido de Abascal intenta restar importancia a lo ocurrido públicamente asegurando que la campaña del "voto útil" en Galicia no tendrá efecto en otras citas electorales, como en las europeas, donde "se vota con absoluta libertad". Pero puede provocar un efecto arrastre, como ha ocurrido en Baleares, donde el vicepresidente de Vox en las islas, Fulgencio Coll, ha pedido a Marga Prohens que aproveche las gallegas para convocar elecciones.

Los populares esperan que lo sucedido en Galicia tenga repercusión especialmente en los comicios europeos del próximo 9 de junio. Uno de los temas clave en esa cita será la situación del campo español, sector que se disputan PP y Vox con distintas estrategias. En el partido de Feijóo creen que los de Abascal están perdiendo la iniciativa en este asunto, y recuerdan que los consejeros de Agricultura de la formación de Abascal en Castilla y León, Aragón y la Comunidad Valenciana mantienen políticas continuistas sin cumplir sus promesas.

Por contra, Vox cree que es precisamente con este tema pueden hacer mucho daño al PP, por su apoyo en Europa a las políticas verdes, principal caballo de batalla de los agricultores y ganadores españoles, que acusan a Bruselas de asfixiar su actividad con todo tipo de restricciones. De ahí que se vuelquen en atacar la Agenda 2030 o el Pacto Verde, señalando al PP por su apoyo a ambos proyectos.

En el partido de Feijóo entienden que los de Abascal pueden verse perjudicados por polémicas como la ocurrida recientemente en el gobierno autonómico de Castilla y León, donde la consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, dirigida por Gerardo Dueñas, ha sufrido el asalto ganadero a la Delegación de la Junta de Castilla y León.

Dueñas también intentó que veterinarios ajenos a los Servicios Oficiales pudieran trabajar en los planes de alerta sanitaria, los programas sanitarios de vigilancia, control y erradicación de enfermedades o en los programas especiales de acción sanitaria. Una medida que también provocó una importante polémica e hizo que tuviera que rebajarla.

El PP espera que el electorado vea que "la única opción de oposición" son ellos. Desde la dirección del partido explican que su portavoz en Bruselas, Dolors Montserrat, "lo está haciendo muy bien en los últimos meses en el Parlamento Europeo" en su lucha contra la amnistía y la inmersión lingüística. De ahí que, si ella plantea repetir en las listas europeas, dirigentes del partido consideran que lo "más justo" sería concederle su deseo y no tratar de que ocupe otros puestos como podría ser el de cabeza de cartel para las catalanas.

En el caso de Vox, se da por hecho que en las listas repetirán Jorge Buxadé y Hermann Tertsch. En duda estaría Margarita de la Pisa y, casi con toda probabilidad, no repetirá Mazaly Aguilar. No se descarta algún fichaje de peso para dar impulso a la candidatura y reforzar así una lista con la que esperan echar por tierra meses de crisis interna y pérdida de apoyos.

En caso de bajar del 10% de votos, que serían 7 europarlamentarios, el partido podría entrar definitivamente en caída libre, de ahí que se a un umbral que esperan alcanzar cómodamente. Al tratarse de unas elecciones nacionales, y circunscripción única, las europeas arrojarán una fotografía muy fidedigna del panorama política español y, al margen de la lucha entre PP y PSOE, permitirán calibrar hasta qué punto los populares están en disposición de pegarle otro bocado a los de Abascal para darle o no la puntilla.

Temas

En España

    0
    comentarios