Menú

Armengol, asediada: así degrada la presidencia del Congreso en un tiempo récord

En apenas seis meses se ha visto salpicada por todo tipo de polémicas.

En apenas seis meses se ha visto salpicada por todo tipo de polémicas.
La presidenta del Congreso, Francina Armengol, durante una visita a Rabat, Marruecos. | EFE

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, lleva apenas seis meses en el cargo y ya se ha visto envuelta en distintos escándalos, que se suman a los que les salpicaron de lleno durante su etapa como presidenta de Baleares. Precisamente, a esa época se remontan las nuevas revelaciones del caso Koldo, que la señalan como posible facilitadora de fondos para la trama, según publica El Mundo.

En base a esta información, Armengol dio 4 millones de euros al asesor de José Luis Ábalos para la supuesta adquisición de mascarillas, sin que ni siquiera mediara un contrato escrito, sólo de palabra. El caso recuerda a la causa por la que fue condenado a casi cuatro años de cárcel el expresidente balear, Jaume Matas, tras contratar a dedo al yerno del Rey, Iñaki Urdangarín. En el caso del PSOE, con el agravante de que la trama se habría enriquecido en plena pandemia.

Durante su etapa como presidenta del gobierno balear, Armengol ya tuvo que hacer frente al escándalo de los abusos a menores tuteladas, por el que no asumió ninguna responsabilidad pese a haber ocurrido durante su mandato. De hecho, después de perder las elecciones, entre otros motivos también por ese, Pedro Sánchez decidió traerla a Madrid y premiarla concediéndole ocupar la tercera institución del Estado, sólo por detrás del Rey y el presidente del Gobierno.

Sus polémicos seis meses como presidenta

En estos seis meses al frente, ha tenido que hacer frente también a distintas polémicas por su forma de ejercer el cargo, alejada de la neutralidad institucional que se le presupone, en beneficio de los separatistas, principales valedores también de su ascenso durante las negociaciones para la constitución de las Cortes. Un favor que les ha devuelto con creces al permitirles, incluso, señalar a jueces, periodistas o policías desde la tribuna de oradores del Congreso sin ni siquiera llamarles al orden.

Hechos que ha denunciado en reiteradas ocasiones el PP, y también Vox. Este lunes, el portavoz parlamentario de los populares, Miguel Tellado, vuelve a recordar que Armengol sigue sin dar explicaciones por el caso Koldo, ni por ninguno de los asuntos que le afectan de lleno. Los populares han trasladado en varias ocasiones sus quejas a la Mesa del Congreso, de mayoría de izquierdas, sin que surta efecto.

Recientemente, exigieron el cumplimiento del Reglamento para impedir que Junts o ERC pudieran seguir insultando a la Justicia española y señalando a jueces, sin conseguirlo. Nada más llegar al cargo, Armengol se estrenó precisamente incumpliendo la norma que rige el funcionamiento de la Cámara, al permitir el uso de lenguas cooficiales durante el Pleno que precisamente debatía su reforma para darles cabida.

A todo esto se suma la tramitación de la Ley de Amnistía, que según denuncian la oposición y algunos letrados del Congreso, ha llevado al Gobierno a retorcer las leyes hasta límites insospechados, ya desde la misma tramitación parlamentaria de la norma, lo que podría motivar recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional antes de que sea definitivamente aprobada.

Su llegada propició también una purga de letrados en el Congreso para aupar a un afín al PSOE, Fernando Galindo, con el objetivo de dar sostén a todas las necesidades legislativas y parlamentarias de Pedro Sánchez para poder sacar adelante la amnistía. Manuel Fernández-Fontecha fue el principal damnificado por haberse opuesto a esta norma. Una ristra de escándalos que, sin embargo, no parecen hacer mella en el ánimo de la presidenta, que se escabulle por todos los medios de tener que dar explicaciones.

Temas

En España

    0
    comentarios