Menú
El exministro no renuncia a su acta de diputado y se va al Grupo Mixto.

La comparecencia de Ábalos contra el PSOE: "Quienes pretenden echarme" tendrán "que mirarme a la cara"

El exministro no renuncia a su acta de diputado y se va al Grupo Mixto.

Se va pero con varios recados al PSOE. El exsecretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, abandona el Grupo Parlamentario del PSOE y se irá al Mixto tras no aceptar el ultimátum de Ferraz que le había exigido que entregase su acta de diputado en 24 horas por "responsabilidad política" en el caso Koldo.

"Si yo renunciara, se interpretaría como un signo de culpabilidad que no asumo. Solo produciría mi estigmatización y sé muy bien lo que lo es un apestado político", afirmaba desde la sala de prensa del Congreso en la que acusaba de manera velada al PSOE de sumarse "a una cacería" y de estar "en posiciones acomplejadas" frente a la derecha.

"No tengo a nadie detrás. Me enfrento a todo el poder político. Lo tengo que hacer solo. Soy un mero peón sin reglas", añadía como recado a un Gobierno débil que necesita negociar cada voto. Su diatriba era respondida por Ferraz con una suspensión cautelar de militancia que podrá ser de expulsión.

Contra sus excompañeros y los "pseudomedios"

Ábalos también lamentaba que se tenga que "recurrir a las miserias" y criticaba que excompañeros suyos "hayan filtrado su situación personal", con afirmaciones como que necesita el dinero porque tiene que pagar varias pensiones de manutención. "Es una situación compleja como de cualquier ciudadano", se defendía Ábalos que lamentaba que ignoren "mi condición humana, más allá del político y doméstico".

También criticaba a los "pseudomedios" que le señalan y añadía que "preciso de una tribuna pública como ésta. Denunciando las cosas que no corresponden esa otra tribuna sin límites de la que me hablan de ética". "Quiero defender mi honor personal y mi reputación como diputado hasta las últimas consecuencias" , comenzó afirmando el que fuera otrora poderoso número 3 del PSOE. Ábalos añadió que su decisión la tomó "tras escuchar todas las voces" a su alrededor y que le pidieron que "siga adelante en la lucha, que no me rinda y me defienda mi honorabilidad".

Desde el escaño, dijo, podrá seguir defendiendo sus ideas "con libertad de criterio" y "asistir al final de la partida obligando a que quienes pretenden echarme a la calle por la puerta de atrás tengan que mirarme a la cara a mí a y los compañeros que me animan a seguir adelante". "Nunca me hubiera imaginado fuera de estas siglas", afirmó.

Defiende su actuación en el "caso Koldo"

Ábalos se negaba a responder a las preguntas pero afirmaba que irá "dando la cara porque es una costumbre mía" y finalizaba su intervención al recordar a los " magníficos diputados que conforman el grupo parlamentario socialista a los que quiero despedirme con gran afecto, gratitud hacia su compromiso, entrega y trabajo".

El diputado por Valencia defendió su actuación al frente del Ministerio de Transportes pese a estar señalado en el caso Koldo, incluso aseguró que se dedicó a "aminorar los costes y las posibles comisiones de los intermediarios". "No estoy acusado de nada, ni estoy en la investigación del curso, ni tengo enriquecimiento ilícito", terciaba mientras lamentaba que no estaba "respaldado por la dirección de su partido" y que tenía "el beneficio del compañerismo".

Temas

0
comentarios