Menú

Las claves de Ábalos para aferrarse al escaño: aforamiento y "muchas bocas que alimentar"

El exministro solicitó una ayuda económica al PSOE, ya que tiene 5 hijos con tres mujeres, y Ferraz le ofreció como salida la "cesantía" de diputado.

El exministro solicitó una ayuda económica al PSOE, ya que tiene 5 hijos con tres mujeres, y Ferraz le ofreció como salida la "cesantía" de diputado.
El exministro en su escaño | EFE

Detrás de la decisión del exministro José Luis Ábalos de aferrarse al escaño hay dos motivos. Por un lado, el aforamiento. El exsecretario de organización no está imputado, de momento, pero si el juez decide encausarle tendría que enviar un suplicatorio al Supremo y derivar su caso al alto Tribunal en vez de juzgarlo en la Audiencia Nacional donde se ha instruido el caso.

La otra vertiente es la monetaria, tal y como reconocen en el PSOE. "Tiene muchas bocas que alimentar", afirman algunos de sus ya excompañeros cuando conocieron sus exigencias. Ábalos solicitó al partido que le concediesen una ayuda económica para hacer frente a los numerosos gastos que tiene derivados de sus exmujeres, ya que tiene hasta 5 hijos fruto de sus 3 matrimonios. Aunque algunos ya superan los 18 años, la mayoría son menores de edad y el diputado valenciano debe hacer frente a unos 1.500 euros mensuales en pensiones de manutención.

A estos gastos se suman tres hipotecas que no ha acabado de pagar que contrajo en 2008, 2010 y 2020. En total, le quedan por pagar 139.000 euros si sumamos toda la cuantía. También tiene abierto un crédito de un coche y debe 34.225 euros.

Hasta ahora, Ábalos cobraba algo más de 4.700 euros mensuales. Además del sueldo base de diputado, 3.142 euros, tenía un complemento de 1.598 euros al mes como presidente de la Comisión de Interior. Un "extra" mensual al que ha renunciado tras su dimisión de la Comisión. Tras su marcha al grupo mixto, percibirá sólo el salario de diputado raso.

Ferraz le ofreció cobrar "la cesantía"

Desde el PSOE se le ofreció cobrar la "cesantía" si renunciaba al acta. Se trata de una indemnización por cese al que pueden acogerse los diputados y es una mensualidad por cada año de mandato parlamentario "en fracción superior a seis meses, y hasta un límite máximo de veinticuatro mensualidades".

Ábalos lleva en el Congreso desde 2009, así que podría haber cobrado los 3.142 euros durante 15 meses. En total: 47.130 euros. El problema es que, pasados un año y tres meses, se quedaría sin ninguna retribución económica ya no se sabe cuanto tiempo podría durar su "calvario judicial". Ésta era la única salida que se le planteó y, en ningún momento estuvo sobre la mesa recolocarle en alguna empresa pública mientras durase su periplo judicial.

Temas

En España

    0
    comentarios