Menú

El 8M más difícil para el PSOE en pleno caso Koldo: proponen abolir la prostitución y expulsar a cargos que la usen

La división social vuelve a marcar el Día de la Mujer más politizado de los últimos años.

La división social vuelve a marcar el Día de la Mujer más politizado de los últimos años.
La ministra de Igualdad, Ana Redondo, a su llegada a la comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Senado. | EFE

Desde hace tiempo el 8-M ha dejado de ser un día para reivindicar los derechos de la mujer para convertirse en un arma arrojadiza entre partidos y asociaciones feministas. La jornada, empañada por la división social y política, además de la pandemia del covid desde 2020, se celebra este año en pleno caso Koldo del PSOE, cuyos implicados habrían frecuentado prostíbulos.

Aprovechando la efeméride, y cuando el partido se ha visto salpicado por un caso que recuerda en algunos aspectos al del Tito Berni, el PSOE ha promovido dos propuestas para intentar salir al paso de la polémica: una ley para abolir la prostitución y el endurecimiento de su código ético para expulsar a los cargos socialistas que recurran a ella.

La primera iniciativa fue repescada el pasado mes de enero, después de intentar sacarla adelante en la anterior legislatura. Sin embargo, las diferencias existentes con su socio de Sumar, hicieron que la propuesta quedara aparcada del acuerdo de gobierno suscrito entre ambos. De ahí que sea difícil que pueda salir adelante en el Congreso, a pesar de lo cual los socialistas quieren marcar posición política.

En el caso de la segunda propuesta, se trata de un manifiesto promovido por varias feministas del PSOE que abogan por modificar el código ético del partido para endurecerlo en base a criterios de "ejemplaridad", según recoge el texto. En él, defienden que el PSOE busca crear un nuevo marco normativo y favorecer el cambio cultural que debe comenzar "dentro de casa".

Por ello, prosiguen, "exigimos que el Código Ético incorpore el rechazo explícito al ultrajante negocio de la prostitución, y lo exigimos como condición inexcusable para el cumplimiento del principio de ejemplaridad de los cargos públicos, siendo su incumplimiento motivo de expulsión de todo aquel que solicite, acepte u obtenga un acto sexual de una persona a cambio de una remuneración o beneficio del tipo que sea".

El manifiesto ha sido firmado ya por más de medio centenar de cargos, entre los que destacan Adriana Lastra o Susana Díaz. También hay nombres como el de Amelia Valcárcel, Ángeles Álvarez o Rosa Peris. Entre los que suscriben el texto hay algunos hombres, aunque la mayoría de los que se han sumado hasta ahora son mujeres.

La fractura social y política del 8-M

En paralelo a las actuaciones promovidas por el PSOE, desde Sumar han presentado esta semana una propuesta para abrir el debate de incluir el aborto en la Constitución, aprovechando su aprobación en Francia. Una iniciativa que no contaría con el visto bueno de los socialistas al entender que no cuentan con mayoría y no existe un consenso al respecto, evidenciando también a cuenta de este asunto la división existente en el gobierno.

La fractura alcanza, un año más, a las manifestaciones convocadas con motivo del 8-M, aunque la salida de Irene Montero del ministerio de Igualdad ha servido para rebajar tensiones, después de años muy duros por la polémica Ley del sólo sí es sí o la Ley Trans, que tanto enfrentamiento provocó entre el PSOE y Podemos, y entre feministas clásicas y actuales.

Aunque se ha rebajado el choque, este año también habrá dos manifestaciones: la primera recorrerá Gran Vía y contará con la presencia de la mayor parte del PSOE, que reivindicará la abolición de la prostitución; y la segunda concurrirá desde Atocha a Colón y en ella se lanzará proclamas en contra del "patriarcado" y la trata de blancas, pero sin defender de manera expresa la abolición de la prostitución.

A la fractura política y de las asociaciones feministas, se suma cada vez más la división social a cuenta del feminismo. En los últimos años las encuestas recogen la desafección de los más jóvenes por este tipo de causas, especialmente entre los varones menores de 25 años, aunque también está creciendo entre las chicas.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro