Menú

Sánchez dibuja un panorama prebélico con Putin solo tres semanas después de pedir a Polonia "rebajar el tono"

Sánchez pide aumentar la inversión en defensa para combatir a Putin.

Sánchez pide aumentar la inversión en defensa para combatir a Putin.
Pedro Sánchez en el Congreso. | EFE

Pedro Sánchez ha pasado de pedir rebajar el tono bélico a sumarse al pesimismo y a preparar a la ciudadanía para un conflicto porque "la beligerancia rusa irá in crescendo" . Durante el último Consejo Europeo en Bruselas, el presidente del Gobierno español llegó a tener una discusión con el primer ministro polaco, Donald Tusk, al que le reprochó que alarmasen a la población. Sólo tres semanas después, Sánchez ha cambiado y durante su comparecencia ante el Congreso de los Diputados ha pedido aumentar "la inversión en defensa".

Sánchez ha reconocido que, durante los últimos años, se ha "desatendido" la inversión en Defensa. "De algún modo, confiábamos que invertir más en defensa y seguridad ayudaría a reducir la beligerancia entre Estados, ha sido así en Europa donde se ha instalado una paz admirable, pero no en nuestra vecindad", ha añadido el presidente del Gobierno quien ha pedido "actuar en consecuencia".

El líder socialista que, como le recordó Feijóo, llegó a proponer la eliminación del ministerio de Defensa cuando estaba en la oposición, ha reconocido ahora que existe un "déficit de inversión" de 56.000 millones de euros en todo el continente. "Tenemos menos capacidades" y "serias carencias en política de defensa" pese a que la economía europea es siete veces más grande que la rusa. También ha alertado que, con nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, se están creando nuevas "vulnerabilidades digitales que se exacerban".

A por más inversión en Defensa

Para solucionarlo, Sánchez ha pedido "modernizar nuestras capacidades de defensa" que "lleva pendiente desde hace tiempo". Para atajarlo, pide rearmarse en todo el continente. En el caso español, apostando por la "reindustrialización y la modernización", incorporando nuevas tecnologías como "el GPS o internet". Un aumento en la inversión que podría financiarse mediante "bonos".

Sánchez también ha pedido "apoyar a Ucrania" porque podría "perder posiciones" durante los próximos meses. "Aunque Putin no ha ganado la guerra, no la ha perdido", ha terciado. "En España no se escuchan los bombardeos rusos pero sí se escuchan las voces de nuestros hermanos. Nos lleva a actuar juntos", ha añadido en línea con lo que Tusk le respondió cuando el polaco reconoció que en el sur de Europa igual no escuchaban los tambores de guerra pero que eso era una realidad en sus países.

Un discurso que no gusta a sus socios

El discurso de Sánchez no fue aplaudido por sus socios. Ni siquiera por la mayoría de diputados de Sumar con los que comparte Gobierno. El líder socialista reconoció que le "gustaría tener una aritmética más holgada" pero, lejos de tender la mano al PP, les ha acusado de "manipular los datos, bloquear las instituciones y hacer pronósticos catastrofistas" con "técnicas trumpistas y bolsonaristas" para "ocultar bajo el fango los buenos resultados" de la política de su Gobierno y para "debilitar la democracia e intoxicar el debate público".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro