Menú

El PP aparca la agenda social en la recta final de las vascas para reivindicar la "memoria" frente a Bildu y el PNV

El auge de los proetarras favorece el voto útil a los nacionalista lo que puede perjudicar a los populares.

El auge de los proetarras favorece el voto útil a los nacionalista lo que puede perjudicar a los populares.
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, de campaña con su candidato, Javier de Andrés, en el País Vasco. | EFE

El protagonismo de Bildu, y su posible victoria en el País Vasco, ha trastocado los planes de todos los partidos políticos. La constatación de que el candidato no condena a ETA ha obligado a virar una campaña centrada en un primer momento en la gestión, las propuestas sociales o la economía. En estas últimas horas, el PP ha reivindicado la "memoria", la "libertad" y la historia de su partido frente a los proetarras y el PNV.

"Esta es la segunda campaña en la que los compañeros del PP no necesitan escolta", ha recordado Alberto Núñez Feijóo, relatando cómo hubo años en los que no podían salir a la calle sin protección, poniéndose como ejemplo. "Cuando fui presidente de Correos, y venía al País Vasco, me ponían escolta, los coches tenían que ser blancos para que no fuesen detectados y eliminados", ha dicho, defendiendo la necesidad de "mantener la memoria viva" para "saber hacia dónde ir".

Una apelación a la memoria que ha repetido en varias ocasiones, acompañado de su candidato, Javier de Andrés, que ha centrado también su intervención desde Bilbao en criticar al PNV, y a su candidato, Imanol Pradales, por pedir en ABC un referéndum de independencia. "Podemos tener un verdadero lío", ha dicho, alertando de un posible acuerdo de los nacionalistas vascos con Bildu que puede llevar a una situación de "tensión" que "perjudique a todos los vascos".

En la misma línea, Feijóo ha acusado al candidato peneuvista de "tener complejo" frente a los independentistas catalanes por querer "imitarles" abriendo un "procés a la vasca" que sería "desastroso para el pueblo vasco". El presidente del PP ha criticado sus palabras, apelando a los votantes que no son independentistas para confiar en su partido como garante de la libertad.

"El PP vasco es el partido que más ha aguantado en estos 50 años, que más ha aportado a la libertad, que no se ha sometido al chantaje de nadie", ha dicho Feijóo, presentándose como la "alternativa de gestión al PNV, la alternativa constitucionalista al PSE y la alternativa moral y democrática a Bildu", al que se ha referido también como "Sortu" o "Batasluna", recordando los asesinatos, amenazas y extorsión de ETA.

"Una sociedad no puede olvidar lo que ha ocurrido, no es una cuestión de venganza, es una cuestión de Justicia", ha dicho, declarándose "muy orgulloso" de su partido en el País Vasco por ser un "referente moral y ético", algo por lo que "han tenido que pagar un alto precio", sin admitir por ello en "el chantaje" de los proetarras.

Feijóo ha acusado al PSE y el PNV de "faltar al respeto a los vascos" por rechazar las alianzas con Bildu en el País Vasco mientras pactan con ellos en Madrid, llegando a acusarles de "utilizar los argumentos del PP contra Bildu", sin romper los pactos que mantienen con los proetarras. Un giro de guion frente a las propuestas de carácter social o económico que venían marcando la estrategia de los partidos.

Temas

En España

    0
    comentarios