Menú
Carlos Cuesta y Miguel Á. Pérez presentan una nueva edición de M.A. Confidential.

Los ataques de Pedro Sánchez a Israel amenazan la seguridad del Estado y la lucha antiterrorista

Carlos Cuesta y Miguel Á. Pérez presentan una nueva edición de M.A. Confidential.

El software Pegasus fue el utilizado por Marruecos presuntamente para espiar el móvil del presidente del Gobierno español. Esa es la principal línea de investigación que sigue la Justicia en el caso denominado con el mismo nombre —Pegasus— y que pretende analizar qué hubo tras un caso de espionaje que no sólo afectó al móvil de Sánchez, sino también al del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la de Defensa, Margarita Robles, y el de Agricultura, Luis Planas. La empresa desarrolladora del software espía Pegasus es la israelí NSO. Pero, al margen del material obtenido de los móviles de los miembros del Gobierno, una afirmación del propio grupo NSO justifica ya la investigación judicial. Y es que, según la compañía, sólo permiten usar su sistema de espionaje "para ayudar a las agencias gubernamentales a investigar el crimen y el terrorismo". Traducido: si fue Marruecos el que ordenó el espionaje, tendría que haber justificado el espionaje como necesario para luchar contra el crimen.

Tras la reapertura del caso Pegasus, de la escalada de tensión con Argentina y el reconocimiento de Palestina por parte del Gobierno de Sánchez, las crisis diplomáticas se le multiplican al presidente. Carlos Cuesta y Miguel Ángel Pérez analizan el aviso que ya ha dado el CNI sobre las consecuencias que puede acarrear tanto conflicto internacional.

Temas

0
comentarios