Menú

Sánchez defiende que se "inspira" en la vía Guilarte mientras amenaza al PP: "Se acabó"

El presidente del Gobierno sólo desliza que su propuesta será "plenamente constitucional"

El presidente del Gobierno sólo desliza que su propuesta será "plenamente constitucional"
Sánchez, junto al autócrata Erdogan | EFE

Quizás no era la mejor compañía; un autócrata que ha degradado la democracia y que ha politizado la justicia. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó una rueda de prensa con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, para amenazar a la oposición si no se aviene un acuerdo sobre la justicia. "Se acabó. El día de la marmota ha durado demasiado", aseguró en referencia al CGPJ, que lleva más de 2.000 días bloqueado.

"El partido de la oposición tiene que decidir si quiere un partido constitucional o quiere situarse fuera de la Constitución", añadía el jefe del Ejecutivo quien volvía a lanzar su ultimátum: si no hay acuerdo a finales de junio, se lanzará una reforma para vaciar al CGPJ de sus competencias. En especial, aquellas relativas a los jueces del Supremo. Sánchez evitaba mencionar quién nombrará, entonces, a los magistrados del Alto Tribunal. Hay tres opciones: o los propios magistrados o el Ministerio de Justicia o el Congreso.

Sánchez sólo mencionaba la propuesta del presidente interino del CGPJ, Vicente Guilarte, como "inspiración" pero evitaba aclarar más pese a la inquietud que ha generado su cambio. "Lo que queremos es despolitizar el CGPJ", terciaba Sánchez quien prometía que su propuesta será "plenamente constitucional" y "acorde con Europa". "Vamos a ir paso a paso", defendía para ser más enigmático pero deslizaba que apuntaba "demasiadas cosas" al añadir que defenderá la "independencia de los jueces".

Para los nombramientos en el Tribunal Supremo, el presidente interino del CGPJ propone que sus magistrados sean "nombrados por una comisión cualificada, mayoritariamente compuesta por vocales y por magistrados" del propio tribunal, que estaría presidido por un magistrado del Supremo o por un especialista en la materia con nivel de cualificación similar a la de magistrado del TS.

Desde Moncloa, donde se celebraba la VIII cumbre bilateral entre España y Turquía, Sánchez defendía que el bloqueo del CGPJ ha paralizado "la carrera de cientos de jueces y juezas" y que, cada año, se acumulan más de 1.000 casos de retrasos o que hay un 30% de plazas sin reponer. "Cuesta 12,5 millones de euros al año de media", ejemplificaba a continuación para dar a entender la importancia de este asunto.

Estabilidad y Cataluña

Sánchez defendía la estabilidad parlamentaria, pese a las amenazas de los separatistas de tumbar al Gobierno si el PSC no se abstiene en una hipotética investidura de Puigdemont en Cataluña. El jefe del Ejecutivo sacaba pecho en uno de los pocos días en los que no ha sufrido una derrota parlamentaria, tras sacar "el aval del Congreso a dos reales decretos".

Sánchez evitaba posicionarse en el asunto catalán aunque se mostraba "convencido de que en Cataluña habrá Gobierno". Su opción sigue siendo el primer secretario del PSC. "Todos los caminos conducen a Illa", repiten los ministros aunque el presidente del Gobierno defendía la lentitud del proceso. "La democracia tiene sus tiempos y sus formas", añadía Sánchez para justificar que todo esté empatanado. Más cómodo se le veía a la hora de hablar de asuntos exteriores como Palestina o del refuerzo militar a Turquía. Erdogan, a su lado, le felicitaba por el reconocimiento de Palestina.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso