Menú

Pacto de Sánchez con PNV con bomba separatista: acepta "los derechos históricos" para vencer el "régimen de autonomía"

Pedro Sánchez pacta con el PNV y referencia indirectamente al Estatuto de Guernica que tiene como fin superar el "régimen de autonomía" vasco.

Pedro Sánchez pacta con el PNV y referencia indirectamente al Estatuto de Guernica que tiene como fin superar el "régimen de autonomía" vasco.
El ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, conversa con el portavoz del PNV, Aitor Esteban. | EFE

El PNV ha colado una bomba de relojería en el acuerdo de Gobierno del País Vasco alcanzado con el PSOE. Y Pedro Sánchez la ha aceptado sin rechistar. El texto incluye una referencia indirecta a la disposición adicional del Estatuto de Guernica, un punto que se desempolva en el peor momento -justo cuando Bildu, ERC y Junts reclaman un referéndum separatista- y que consagra la aceptación de los supuestos "derechos históricos" de los vascos para superar el "régimen de autonomía". Y más allá de la autonomía sólo hay ruptura de España.

El denominado como "Acuerdo de bases entre EAJ-PNV y PSE-EE (PSOE)" para la formación de gobierno en el País Vasco lleva una bomba de relojería en su interior que se ha camuflado por medio de una referencia legal indirecta. El apartado más delicado -el 5: crecer en autogobierno- señala lo siguiente: "EAJ-PNV y PSE-EE (PSOE) compartimos que más autogobierno significa más y mejor bienestar para el conjunto de la sociedad vasca. Así, ambas formaciones afrontamos esta nueva legislatura con un doble objetivo: cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika y consecución de las bases para elaborar un nuevo Pacto Estatutario a través de la negociación, el acuerdo y el máximo consenso político en el Parlamento Vasco, en el ámbito de su competencia y de la legalidad vigente". Pero ese apartado no acaba ahí y añade un párrafo que señala lo siguiente: "Trasladamos a estas Bases de Acuerdo el pacto alcanzado el pasado 10 de noviembre de 2023 en materia de Autogobierno entre el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista Obrero Español".

Ese segundo texto incluía, a su vez, una referencia a la disposición adicional del Estatuto de Guernica de 1979. Y en esa disposición se señala lo siguiente: "La aceptación del régimen de autonomía que se establece en el presente Estatuto no implica renuncia del Pueblo Vasco a los derechos que como tal le hubieran podido corresponder en virtud de su historia, que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico". Y ahora se reclama ya abiertamente -y se acepta como compromiso por Pedro Sánchez- esa actualización que supone, simple y llanamente, superar el sistema autonómico. Y eso sólo puede llevar a la ruptura de la unidad nacional.

En aquel pacto del 10 de noviembre de 2023, además, Sánchez asumió las siguientes cesiones: "1.- Ámbito de autogobierno de la CAPV. 1. Ambas partes comparten: a) Que las aspiraciones de una mayoría de la sociedad vasca, en términos generales, se agrupan en dos grandes ámbitos de forma permanente: garantizar el autogobierno mediante su actualización y ampliación, y el relativo al reconocimiento nacional de Euskadi. b) Que la andadura iniciada por la sociedad vasca en el marco institucional y de autogobierno definido por su Estatuto ha constituido una base sólida sobre la que cimentar las aspiraciones y nuevas competencias para el autogobierno. c) La necesidad de dialogar sobre posibles soluciones en un marco de negociación, encontrando las vías políticas y democráticas para su resolución. d) Ambas partes están de acuerdo en que el autogobierno vasco debe entrar con urgencia en una nueva fase de desarrollo y ampliación".

Y, en base a todo ello, "ambas partes concurren en: por una parte, negociar y aprobar, tanto en Euskadi como con el Estado, el autogobierno futuro empleando las potencialidades de la Disposición Adicional Primera de la Constitución y de la Disposición Adicional del Estatuto de Gernika. PSOE y EAJ-PNV manifiestan su compromiso de negociar de buena fe y sacar adelante un acuerdo, tanto en el seno de las instituciones vascas como en las Cortes Generales, siendo posteriormente ratificado por el pueblo vasco el acuerdo alcanzado. El reconocimiento nacional de Euskadi, la salvaguarda de las competencias vascas y un sistema de garantías basado en la bilateralidad y la foralidad serán ámbitos a dialogar y negociar entre ambos partidos. El acuerdo alcanzado deberá responder a las demandas mayoritarias del Parlamento de Euskadi, que, de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de Gernika, representa legítimamente al pueblo vasco. El plazo orientativo para culminar este proceso de negociación y acuerdo no superará el año y medio desde el inicio de la nueva legislatura vasca".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso